Tips para ir a la montaña y no perderse en el intento

Bariloche ofrece una red de trekking para todos los niveles. Incluye 180 senderos habilitados y seis refugios de montaña que en verano tienen la capacidad al tope. Lo que hay que saber para subir.



#

El refugio Otto Meiling está rodeado de glaciares de alta montaña en la cima del cerro Tronador. (Foto: Archivo )

Protector solar, gorra, campera impermeable, zapatillas cómodas, frutas, cereales, agua y un sobre de jugo para asegurar la hidratación y por supuesto entusiasmo. Ese es el listado básico para poner un pie en la montaña y no agotarse en el intento.

Bariloche tiene una red de trekking para todos los niveles. El circuito incluye 180 senderos habilitados y seis refugios de montaña que en verano tienen la capacidad al tope.

El trekking es una de las actividades que atrae a los turistas cada temporada y así lo reflejan las estadísticas oficiales de la Secretaría de Turismo que indican que en el verano pasado un 36,39% de los visitantes que llegaron a Bariloche hicieron caminatas y senderismo, mientras que un 3,18%, con mayor experiencia, realizó actividades de alta montaña.

Para salir seguros a la montaña desde hace varios años el Parque Nacional Nahuel Huapi implementó un registro de trekking para que el andinista informe el recorrido que se va a hacer, los días previstos, la preparación física, el equipamiento y contactos ante cualquier eventualidad.

Además el Club Andino Bariloche, que se creó hace 87 años para promover el espíritu de montaña, siempre está disponible para consultas y recomendaciones, una de las indispensables es no ir solo a la montaña y tener a mano el número de emergencia (103 Protección Civil).

Para los principiantes la mejor opción es comenzar de a poco. Por eso la primera recomendación son los senderos de menor dificultad y más cercanos a la ciudad como el Valle del Challhuaco (ubicado al sur de la Circunvalación) o una caminata por el cerro Otto (se puede ir desde el km 1 por camino de auto o llegar en vehículo a la cumbre y caminar hasta la piedra de Habsburgo).

Con la decisión de una caminata más larga y de conocer el verdadero espíritu de montaña, el refugio Frey es la primera opción. Está ubicado en el cerro Catedral (el camino comienza junto al estacionamiento de la montaña) con un desnivel de 700 msnm y una distancia de 10 kilómetros que en promedio se recorren en 4 horas. El Club Andino lo califica de dificultad fácil. El tramo más complejo es luego de pasar el refugio Piedritas por eso es una clásica parada para descansar, hidratarse y comer un snack.

El refugio López es otra de las propuestas para una primera experiencia. Aunque este refugio no pertenece al circuito del Club Andino y es privado, el sendero se puede realizar libremente comenzando a metros del arroyo López. El recorrido demanda unas 4 hs y tiene una dificultad media porque el desnivel es amplio y exigente. El aliciente es que al llegar al refugio la vista panorámica es impactante y bloquea las dolencias de la caminata.

Una caminata más prolongada, de 18 kilómetros, que lleva unas 6 horas y con dificultad media, te permite llegar al renovado refugio Jakob (San Martín) que tras sufrir un incendio voraz, en abril del año pasado fue inaugurado con un nuevo edificio.

El espíritu es el mismo pero en casa nueva y ese es un buen motivo para visitarlo partiendo desde Casa de Piedra. Una vez arriba, además de la laguna espejada que lo rodea muy cerca hay una laguna de témpanos de hielo.

Desde Colonia Suiza se puede llegar por un sendero de dificultad media a laguna Negra, otro refugio tradicional que es uno de los predilectos de los andinistas y conocedores de la zona. Son 14 kilómetros de distancia con 800 msnm de desnivel. Para llegar se debe cruzar el arroyo Goye más arriba y atravesar una zona de desnivel importante en forma de caracol que demanda mucha exigencia física y cardíaca.

En el cerro Tronador hay dos refugios de alta demanda en verano porque tienen encantos particulares y que parten de un mismo sendero en Pampa Linda, en la zona del lago Mascardi.

El refugio Otto Meiling está ubicado sobre los glaciares de alta montaña y en el último tramo de la caminata se debe transitar sobre la nieve, por eso el buen calzado es una de las premisas a tener en cuenta. Demanda entre 5 y 7 horas de trekking y como perlita se puede encontrar algún cóndor sobrevolando la cumbre.

La otra alternativa para tener la vista del Tronador es el refugio Agostino Rocca, más conocido como Paso de las Nubes, el más moderno del circuito y con menor pendiente ya que llega a 530 msnm de desnivel.

En abril del año pasado el Club Andino Bariloche inauguró la nueva estructura del Jakob.

Ir en grupo, una de las claves.

El refugio Frey es el más visitado y la laguna Toncek ubicada al pie se colma cada verano.

Un sendero por el Tronador.

Llegar al refugio Meiling demanda entre 5 y 7 horas de caminata. El último tramo es sobre nieve.

Frey, Laguna Negra, Jakob, Otto Meiling y Agostino Rocca son los cinco refugios de alta montaña concesionados por el Club Andino Bariloche. Se suma el cerro López (privado).

Datos

Frey, Laguna Negra, Jakob, Otto Meiling y Agostino Rocca son los cinco refugios de alta montaña concesionados por el Club Andino Bariloche. Se suma el cerro López (privado).

Comentarios


Tips para ir a la montaña y no perderse en el intento