Trabajadoras domésticas de Neuquén denuncian que les descuentan el IFE del salario

"Hay un incumplimiento constante de los derechos de nuestro sector", aseguró Sandra Leiva, integrante de la asociación que las nuclea.





El 93,6% de quienes se dedican al trabajo doméstico son mujeres en el país. Foto Florencia Salto.

El 93,6% de quienes se dedican al trabajo doméstico son mujeres en el país. Foto Florencia Salto.

Las trabajadoras de casas particulares están alcanzadas por el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), una asistencia destinada a compensar la pérdida de ingresos de los sectores con mayor grado de vulnerabilidad socioeconómica, a raíz de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus. El monto mensual asignado es de 10.000 pesos. Desde la asociación que las nuclea en Neuquén denuncian que hay empleadores que descuentan esta suma de dinero del salario que deben pagarle.

El IFE es una prestación no contributiva de carácter excepcional que abona el Estado nacional, y que además de las trabajadoras, incluye a personas desocupadas o con empleos informales y monotributistas de las categorías más bajas. Es diferente al Programa ATP que está dirigido a trabajadores registrados del sector privado y que es un asistencia directa al salario.

“Tenemos una compañera que cobraba 14.000 pesos y le pagaron 4.000, eso sucedió acá en Neuquén, y le dijeron sus empleadores justamente que era el descuento de los 10.000 pesos”, contó Sandra Leiva integrante de la agrupación neuquina de trabajadoras de casas particulares.

Esta es una de las tantas irregularidades que detectó la organización, que asesora y acompaña a las empleadas. Durante la cuarentena hubo un período en que las trabajadoras estaban exceptuadas de concurrir a los lugares de trabajo, lo que no debía afectar su remuneración. En la provincia se habilitó su regreso en mayo.

Leiva indicó que “ha empeorado muchísimo la situación laboral de la gran mayoría. El IFE si bien es una ayuda importantísima, por supuesto que no alcanza a cubrir las necesidades. Hay casos en donde a las compañeras se las obligaba a ir a trabajar, bajo presión, aprovechándose de la necesidad, y no se hacían cargo del transporte. Incluso empleadores o familiares que tenían covid-19 e igual las hacían ir con el riesgo de contagiarse y de contagiar a su familia. Se complicó mucho también con sus hijos, porque no tenían con quien dejarlos porque no iban a la escuela”.

Un punto clave que marcó Leiva es la ausencia de control del Estado. “Las compañeras nos llaman, las informamos, ¿pero qué sucede? De acá a que el empleador acepte pagar lo que corresponde, o que se ponga al día pasa tiempo. Hay un incumplimiento constante de los derechos de nuestro sector”, agregó.

De acuerdo a las cifras de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género el 93,6% de las personas que trabajan en este sector son mujeres. El 76% no tiene descuento jubilatorio ni todos los otros beneficios que sí perciben las personas con trabajos formales (vacaciones, aguinaldo) pese a que la ley que regula la actividad lo establece (ver aparte). Es el sector que, dice el informe, “presenta el mayor nivel de informalidad en la economía del país” .Perciben “en promedio $8.591,8, se trata del salario promedio más bajo de todo el mercado de trabajo (aproximadamente la mitad de un Salario Mínimo, Vital y Móvil).”

Encuadre legal

*La ley 26.844 establece el régimen especial de contrato de trabajo para el personal de casas particulares. Fue aprobada el 13 de marzo de 2013.

*Allí se fijan todas las pautas de la relación laboral del sector, entre ellas, remuneración, aguinaldo, vacaciones, licencias, indemnización.

*La escala salarial actualizada a mayo de 2020 está disponible en la página de Afip: https://casasparticulares.afip.gob.ar/ayuda/empleador/remuneraciones.aspx.


Comentarios


Trabajadoras domésticas de Neuquén denuncian que les descuentan el IFE del salario