Tras el accidente, dudan de la seguridad de aviones del Este europeo28-5-03



Madrid/Trebisonda (DPA)- El peor accidente de la historia de las Fuerzas Armadas españolas, que costó el lunes la vida a 62 militares al estrellarse en Turquía el avión en el que viajaban, despertó en España dudas sobre la seguridad de los aviones de las repúblicas ex soviéticas que el Ejército alquila en ocasiones.

El ministro de Defensa, Federico Trillo, atribuyó el accidente del avión -un Yakovlev 42 ucraniano que transportaba a los soldados españoles de la fuerza de paz en Afganistán de vuelta a España y en el que viajaban también 12 tripulantes ucranianos- a la niebla y las malas condiciones meteorológicas.

Las cajas negras, que ayer fueron encontradas, serán las encargadas de aclarar las causas del accidente.

Sin embargo, el diario “El Mundo” acusó al Ministerio de alquilar un avión poco fiable para ahorrar gastos. Según el rotativo, en el Ministerio de Defensa admiten que se recurre a aviones de la ex Unión Soviética ante falta de medios propios y el costo accesible de éstos.

En Ucrania ha florecido el negocio de los vuelos chárter de larga distancia. Unas 80 compañías ofrecen sus servicios a Ejércitos de países que no cuentan con los medios suficientes para transportar tropas a misiones lejanas.

A las críticas del rotativo se une la del presidente del sindicato de pilotos españoles SEPLA, Andoni Nieto, quien calificó las aeronaves que se alquilan en el este de Europa como “aviones basura” y exigió que se prohíba su navegación.

Un oficial noruego que regresó de Afganistán en el mismo aparato aseguró que el avión estaba mal cuidado y que de uno de sus motores salía combustible.

El Yakovlev 42 “era absolutamente seguro, no sólo porque es un avión especialmente dedicado a estas misiones sino que es el que ofrece más garantías en el mercado, a juicio de la Alianza Atlántica” defendió desde Turquía, a Radio Nacional de España. El ministro aseguró que 140 países lo utilizan de forma habitual. España lo usó en más de 40 vuelos “sin ningún problema y sin haberse detectado ningún fallo técnico”, aseguró.

Se estima que el Ministerio de Defensa pudo pagar entre 180.000 y 300.000 euros (entre 214.000 y 357.000 dólares) por el alquiler del avión a la compañía privada Ukrainian Mediterranean Airlines. El del lunes fue el octavo vuelo con él. Los cadáveres de los 62 militares españoles serán repatriados hoy en dos Hércules C-130 del Ejército del Aire que ayer viajaron hasta Trebisonda para trasladarlos hasta la base madrileña de Torrejón.


Comentarios


Tras el accidente, dudan de la seguridad de aviones del Este europeo28-5-03