Tras una pelea se incendiaron las casas

CIPOLLETTI (AC).- Dos familias de la toma La Esperanza discutieron y terminaron incendiándose las viviendas. Una de las casas se quemó completamente y se realizaron denuncias por los delitos de daño, amenazas y violación de domicilio. La Policía tuvo que intervenir para que la situación no adquiriera mayor gravedad. No hay heridos ni detenidos. Uno de los involucrados culpó a un grupo de jóvenes que “andan todos los días a los tiros”. Los incidentes comenzaron en la tarde del martes y por la noche una de las familias tomó represalias. El primer foco se generó a la 1 de ayer, pero después de esa situación la gente que participaba de la pelea incendió otra casa. Hubo agresiones, amenazas y denuncias cruzadas. José Ulloa le dijo a periodistas del noticiero “Somos Valle” que decidió incendiar la vivienda de sus vecinos para correrlos del barrio porque está cansado de las amenazas. “Traen problemas de la otra cuadra y andan toda la noche a los tiros en el barrio Anai Mapu”, declaró. Aseguró que hace un tiempo balearon su casa y que el proyectil impactó en el tanque de agua. “Los hijos sobrepasan a los padres, andan borrachos y drogados y acá nadie hace nada. No se puede vivir así”, se quejó. La toma está en la calle 17 de Julio, cerca del barrio Anai Mapu. Ese sector ha sido escenario en el último tiempo de serios enfrentamientos entre familias que mantienen disputas desde un crimen que ocurrió en febrero del 2012. La Policía y la Justicia han realizado múltiples allanamientos buscando armas para evitar nuevas víctimas.


Comentarios


Tras una pelea se incendiaron las casas