Tres meses de condena por cortar una calle de Neuquén

Es la pena que le fijaron al sindicalista municipal Santiago Baudino. La Municipalidad lo consideró "histórico" y dijo que abrirá un debate sobre las formas de protesta. La defensa apelará.



Baudino, en medio de sus abogados Gutiérrez y Mendaña. (Foto Florencia Salto)

Baudino, en medio de sus abogados Gutiérrez y Mendaña. (Foto Florencia Salto)

El juicio contra el sindicalista Santiago Baudino marcó otro hito con escasos antecedentes. El juez Mauricio Zabala lo condenó ahora a tres meses de prisión en suspenso por un corte de calles de Neuquén que encabezó el 8 de septiembre de 2017.

“Estamos muy conformes con esta sentencia porque es histórica, es un fallo que marca un antes y un después con respecto a la metodología de los reclamos que llevan adelante los sindicatos y otras organizaciones, afectando los derechos del resto de los ciudadanos”, dijo apenas conocido el fallo el abogado del municipio neuquino, Javier Pino.

Por su parte uno de los defensores del titular del sindicato municipal, Pablo Gutiérrez, anticipó que impugnarán la resolución. “Es una sentencia arbitraria, que roza el derecho penal de autor y no de acto”, dijo.

Baudino había sido declarado responsable, en marzo pasado, de entorpecimiento del transporte público. El caso llegó a juicio sólo impulsado por la Municipalidad de Neuquén como querellante, ya que la fiscalía consideró que el delito no existía.

Al respecto el abogado Pino dijo a “Río Negro” que los fiscales “no quisieron dar el debate por una cuestión de política criminal, dejaron mucho que desear porque representan los intereses de la sociedad, lamentamos que dejaron la silla vacía de su lugar de trabajo. Nosotros demostramos que pudimos probar el hecho y lograr una condena. Ellos se han perdido una oportunidad histórica”.

El asesor municipal se mostró satisfecho pese a que la pena fijada por el juez está lejos del año y 11 meses que él pidió, además de tareas comunitarias y un curso de educación cívica para el gremialista.

“Es fundamental porque logramos la condena para generar un debate sobre la razonabilidad en el marco del derecho a peticionar. Las demás personas también tienen el derecho a circular libremente por la ciudad de Neuquén y no verse perjudicados en su proyecto de vida cotidiana, en ir a buscar a sus hijos a la escuela, a estudiar, al hospital”, dijo Pino.

Agregó: “Esto es lo que necesitamos en un marco democrático, generar este antecedente para que los sindicatos empiecen a buscar una alternativa más creativa (de protesta) y no perjudicar a los demás”. A partir de ahora, razonó, “los sindicatos van a tener que pensar que no hay impunidad total, que hay jueces que empezaron a pensar en los derechos de los demás, de los que no tienen voz”.

“Lo tomo como un precedente que genera una luz en un marco democrático buscando la razonabilidad y la tolerancia para empezar a discutir cuáles son las metodologías (de protesta). Es un antecedente muy valiente de parte del juez de ponerle el cascabel al gato sobre cuáles son los límites al derecho a peticionar”.

Añadió que Baudino podrá seguir en funciones porque el fallo no está firme, pero “lo que se le viene cuestionando a Sitramune es que cada vez tiene menos afiliados porque no están conformes con su forma de trabajo”.

El abogado defensor Gutiérrez, en tanto, dijo que esperaban esta resolución porque dentro de cinco días, cuando se conozcan los fundamentos, empiezan a correr los plazos para impugnarla. La calificó de “arbitraria” y dijo que en la audiencia de cesura presentaron a cuatro testigos para fundamentar su postura.


Comentarios


Tres meses de condena por cortar una calle de Neuquén