“Tres mosqueteros” para un duro proceso



Alemania, Francia y Bruselas son los tres actores principales de un proceso que en una semana debe alumbrar los mecanismos de disciplina fiscal y de solidaridad que salven la eurozona Europa tiene una semana para concretar una reforma de su método de trabajo que la salve de la catástrofe financiera que supondría que algunos de sus países más grandes no puedan pagar sus deudas y financiarse con normalidad. Son ocho días, antes de la cumbre europea del 9 de diciembre, en los que el futuro de la UE está en manos de cuatro actores principales: Alemania, Francia, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Todos están de acuerdo en que hace falta más Europa, más integración, y que la disciplina fiscal sea una norma sagrada entre los socios de la Unión y un mecanismo para armonizar los presupuestos. Lo que se está negociando es cómo se articula eso, quién pone cuánto, quién se compromete a qué y quién responde ante quién. Estas son las posiciones de partida. (AFP)


Comentarios


“Tres mosqueteros” para un duro proceso