Logo Rio Negro

Trigo transgénico: #panazo y debate

Qué es y cuáles son sus consecuencias ambientales y sociales. Organizaciones de la Plataforma Socioambiental expresan su rechazo al HB4 con una actividad del 16 al 20 de agosto.




Por Victoria Rodriguez Rey (@victoriarodriguezrey)

La producción de soja para animales de corral en países europeos, la producción de cerdos para alimentar a la población china, el trigo transgénico para alimentar a la población brasilera. ¿Se puede desarrollar políticas de producción dependiendo únicamente de las necesidades de exportación, atendiendo sólo a la dimensión económica? ¿Cuál es el costo ambiental, social, económico y cultural que generan este tipo de producciones?

El 9 de octubre del año pasado, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación estableció la primera aprobación de trigo genéticamente modificado a nivel mundial. El trigo transgénico con tecnología HB4, de la empresa Bioceres, es una semilla más para seguir profundizando el modelo de producción de monocultivos industriales que utiliza millones de litros de agrotóxicos. Este trigo es resistente al glufosinato de amonio, un herbicida mucho más tóxico que el glifosato y, que está prohibido en la Unión Europea para su uso agrícola.

Al conocerse esa alarmante decisión se les pide a los ministerios que dejen sin efecto la aprobación y se avance en una consulta popular. Por estos días se está a la espera de la decisión de Brasil por importar el trigo transgénico que producirá Argentina. De avanzar el negocio con el vecino país condicionará el anhelado escenario hacia la Soberanía Alimentaria argentina.

Guillermo Folguera, además de ser padre de dos nenas, es Licenciado en Biología, Licenciado en Filosofía, Doctor en Ciencias Biológicas, profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador de CONICET. Trabaja en FM la Tribu y es integrante del grupo de filosofía UBA-CONICET. En la siguiente entrevista, el investigador nos explica los vínculos comerciales y de poder detrás del negocio.


¿Qué es y cómo surge el trigo transgénico?

“El lugar que han ocupado los transgénicos en los últimos años, tiene que ver con una innovación tecnológica que busca garantizar algunas cosas. Entre ellas hacer tecnología HB4, muy probablemente, como presión de algunos territorios que hoy no están siendo cultivados. Eso es una primera noticia, que no es una buena noticia para procesos de cuidados de bosques nativos. En paralelo, los transgénicos empiezan en la década del noventa con la promesa de bajar la cantidad de tóxico. Lo que se vio conforme avanzaron los años, como cualquier producción intensiva que involucra a un químico único, es que lo terminó aumentando. Para este caso del trigo transgénico se utiliza herbicida que es el glufosinato de amonio que ya se usa en Argentina y que posiblemente aumente su uso a partir de esto. Por lo tanto es una situación, en estas dos primeras características, perniciosa".

¿Qué características productivas tiene este cereal? ¿Cuáles son sus consecuencias ambientales y sociales en los pueblos?

“Lo que se observa en estos procesos, como las semillas son 'propiedad de', son procesos que tienden a aumentar la concentración en propiedad y uso de la tierra. Se trata así de intensificar un proceso que en Argentina nunca ocurrió, que es la distribución de la tierra de manera equitativa. Desde los registros de la aprobación de cereales transgénicos de mitad de la década de los noventa hasta acá han ido empeorando la situación. Acá es donde yo comienzo a vincular cosas que tienen que ver con otras formas de extractivismo, que son procesos de desigualdad social, procesos de destrucción de la naturaleza y modo de producción estamos hablando de lo mismo. A esos elementos, quizá lo que tomó más visibilidad fue lo que tuvo que ver con el consumidor de trigo".


¿Qué sucederá con nuestro pan y el resto de la cadena alimentaria?

“El trigo tiene un carácter emblemático. Hoy por hoy la cantidad de soja que comemos no tiene nombre, pero en todo caso, el trigo tiene un carácter emblemático para nuestra mesa cotidiana. Por lo tanto van a avanzar por sobre una de las fuentes principales de consumo. Eso va a implicar un aumento de transgénico y herbicidas por parte del habitante promedio de Argentina. Hay cosas del trigo que no han sido expuestas que tiene un grado no menor de fertilización cruzada, es decir que el riesgo de contaminación es muy alto entre trigo transgénico y no transgénico. Esta idea de cereales orgánicos en un mar de transgénicos no es real. Entonces este es otro de los temas importantes a ser señalados. Esta cuestión de un supuesto modelo de compatibilidad entre transgénicos y no transgénicos, sólo ocupa lugar dentro del imaginario, pero no es efectivamente un escenario real. Lo único que podemos esperar de esto es contaminación del transgénico, contaminación de los químicos e incremento de la desigualdad social".

El trigo transgénico ha sido rechazo en otras partes del mundo, ¿por qué avanza en la región y que significa el vínculo comercial entre Argentina y Brasil?

“¿Por qué esto avanza en Argentina? Avanza en la región porque Argentina, hoy por hoy, ocupa un lugar muy claro a disposición de nuestro territorio, pero además parte de la respuesta hay que buscarla en lo que significa Bioceres en el plano local. Bioceres, es la alianza entre actores muy fuerte del plano regional, es como decir Grobaccopatel y Sigman, y con una enorme capacidad de incidir en la agenda local, inclusive bajo una situación como la del trigo, que a diferencia de otros cultivos, acá hay grandes actores que se están oponiendo. Con grandes actores me refiero a actores con mucha capacidad de lobby y que e este caso se han expresado en contra y aún así logran avanzar. Es muy impresionante la capacidad interna que tienen de llegar, en el caso particular de Sigman, que también está vinculado con las megafactorías de cerdos y con Biogénesis Bagó, con la producción del principio activo de la vacuna AstraZéneca, evidentemente tiene una enorme capacidad de incidir en la toma de políticas públicas y parte de la respuesta habrá que buscarla y encontrarla por ahí. Otro aspecto que para mí merece un renglón y no una naturalización es, qué significa que Argentina esté dependiendo para el uso comercial de lo que decida un comprador. Creo que eso le da un carácter diferente a una política pública vinculada con lo que decide el comprador y no con la opinión pública o los efectos en la contaminación, etcétera. Eso da cuenta que sólo lo que importa es la dimensión comercial así que esa cuestión casi estereotipadamente simbólica, es otro elemento que marcaría como fundamental".


Por este tema las Organizaciones de la Plataforma Socioambiental, convocan al #PANAZO. Del 16 al 20 de agosto se realizarán actividades para expresar el rechazo al avance del trigo transgénico HB4. La actividad de protesta se realizará en zonas productoras de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y en la Plaza de Mayo.


Comentarios


Trigo transgénico: #panazo y debate