Trocha

A dos semanas de las elecciones los candidatos ni mencionan a los indecisos, como si ya no tuvieran peso. Hoy la mirada se concentra en Zapala, última estación antes del 26A, donde apostó fuerte el partido provincial.



#

PANORAMA NEUQUINO

En condiciones normales, pontifican los estudiosos y cancherean los operadores-que-se-las-saben-todas, a quince días de un comicio es muy bajo el porcentaje del electorado que se mantiene indeciso. Aunque no lo exprese, la mayoría ya se definió y observa con moderado desdén la campaña electoral.

Del lado de los candidatos, si hay uno que notoriamente se despegó del resto del pelotón, le bastará con hacer una campaña de mantenimiento. Seguir en la misma trocha, recitar la fórmula que lo ubicó en la posición de privilegio, ignorar al adversario, no meter la pata es lo que aconsejan los asesores.

En cambio, si el pronóstico es de paridad, ese puñado de indecisos se convierte en su objetivo. Hacerlos cambiar de vía, volcarlos hacia su lado o, en el peor de los casos, evitar que se vayan con el rival más directo es la estrategia a aplicar.

Dos semanas son, justo, las que faltan en Neuquén para la elección de gobernador, el noveno desde el retorno de la democracia. Los candidatos con más presupuesto, que suelen ser los que al final del escrutinio ocupan los tres primeros lugares, disponen de encuestas semanales. Es tradición que difundan los números que mejor parados los dejan y escamoteen la ficha técnica, por eso no habrá aquí cita textual. Pero es interesante destacar que casi ninguno menciona a los indecisos. Es probable que su número sea tan bajo que a esta altura casi ni cuenta.

Las estrategias de campaña están en sintonía con esa premisa: todo el tiempo parece que apuntan a consolidar la parte del electorado que ya los eligió, como si se conformaran con eso. Son previsibles, ninguno arriesga ni sorprende. Intriga saber de dónde pensarán sacar los votos que les faltan.

Por ejemplo, Horacio Quiroga no pierde oportunidad de mostrarse junto a Mauricio Macri. ¿Le suma votos por fuera de los que ya tiene?

Es cierto, también trata de exhibir algo de gestión. Aun de licencia no ha parado de inaugurar o recorrer obras a escala de su municipalidad. Además firmó un convenio con el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires (gobernada por Macri) para poner en marcha el programa educativo virtual Terminá la Secundaria. Un representante del Ministerio de Educación de la Nación avisó que los títulos no tendrían validez. Cruces, polémicas, réplicas... el anuncio se “ensució” y quedó al menos empañado por la duda. Así es la campaña.

Otro ejemplo. Ramón Rioseco, el candidato del Frente para la Victoria, se sacó fotos con casi todo el gobierno nacional. Le falta sólo con Cristina, hay alguna posibilidad de que la consiga. Busca contagiarse de su imagen positiva, la presidenta la tiene en Neuquén, según todas las encuestas. La misma pregunta: ¿le suma “por afuera”?

Una mención especial merece la visita del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, a la vez precandidato presidencial.

Rioseco apoya públicamente al otro precandidato del FpV, Daniel Scioli. Eso no le impidió abrazarse con Randazzo porque el ministro trajo una promesa taquillera, el tren, y para un electorado que hasta ahora le resulta esquivo a Rioseco, el de Neuquén capital.

El de Cutral Co sabe que Randazzo vino pensando en su propia campaña a la presidencia (el primer convoy circulará por la región después del 26A y antes de las PASO), pero no podía quedarse afuera de la foto. Incluso sus adversarios tuvieron que referirse al tema, mostrándose amigables con los potenciales pasajeros (y votantes), a la vez que quitándole méritos al portador del anuncio. Algo así como “bienvenidos al tren, pero...”.

En este juego de equilibrista, Quiroga dijo que él lo venía pidiendo desde hace mucho y criticó al gobierno nacional porque se apura a hacer ahora lo que no hizo en doce años (suena conocido: cuestiona al partido provincial por lo que no hizo en 53 años). El Movimiento Popular Neuquino eligió correr por izquierda a Randazzo: si nos hubieran consultado habríamos dicho que el tren de pasajeros tiene que llegar hasta Plottier y que debe volver el de carga hasta Zapala, dijo el candidato a vice Rolando Figueroa.

Hablando del MPN. Es inevitable hacer alguna alusión a la elección de hoy en Zapala, aún sabiendo que esta noche nomás lo que se escriba ahora puede valer menos que papel mojado. El partido provincial jugó fuerte en esa ciudad, donde no tiene gestión para exhibir porque la perdió hace cuatro años en manos de Soledad Martínez, quien hoy va por la reelección al frente de un conglomerado de fuerzas kirchneristas.

“Jugó fuerte” es, en realidad, un eufemismo para significar que en la ciudad se instaló Jorge Sapag con casi todo su gabinete, legisladores, operadores, punteros, y los puños llenos de generosas promesas (otro eufemismo, se podría decir).

Si el MPN gana, será un triunfo (más) de Sapag que le puso el cuerpo a la campaña. Si pierde, ¿será una victoria de Soledad Martínez o de Ramón Rioseco? La pregunta tendrá respuesta esta noche, o nunca, depende del resultado.

Volvamos a la elección provincial, tan cerquita ella, y a uno de los últimos ejes en sumarse a la campaña.

Sapag, que ya había reaccionado ante la inseguridad (a partir del asesinato de un puntero de su partido) con una inundación de policías en el barrio Confluencia (sin gran resultado a la vista y difícil de sostener a largo plazo), ahora prepara un gran anuncio de “guerra al narcotráfico”.

En su escritorio tiene un proyecto, que le arrimó su fiscal general José Gerez, para asumir la competencia provincial en el llamado narcomenudeo, como ya hicieron Córdoba, Salta y Buenos Aires. El anuncio, si se concreta, tendrá alto impacto pero habrá que esperar antes de evaluar su efectividad. No sea cosa que, como declaró el exfiscal Luis Moreno Ocampo a este diario, “las promesas que los políticos hacen en esta materia (guerra a la delincuencia, inseguridad, etc.) están centradas en los perejiles. Perseguir a los perejiles, no al poder real que delinque desde la economía, la política, etc.”.

Guillermo Berto

gberto@rionegro.com.ar

Guillermo Berto


Comentarios


Trocha