Turismo: Impacto en un país y una región detenidos

El coronavirus provocará una herida en el turismo de Río Negro y Neuquén. Parece muy temprano para pensar en eso, más con la pandemia en pleno desarrollo, pero en la industria hay quienes analizan cómo quedarán parados después de esta crisis desconocida y grave.



Las Grutas y San Antonio: el intendente decidió cerrar el acceso a todas las playas. Foto: Martín Brunella

Las Grutas y San Antonio: el intendente decidió cerrar el acceso a todas las playas. Foto: Martín Brunella

A nivel nacional el turismo está detenido. Se suspendió la actividad de 35 Parques Nacionales, aerolíneas, agencias de viajes, hoteles, prestadoras de servicios turísticos, atracciones culturales se congelaron para evitar el traslado de ciudadanos de diferentes nacionalidades y la posibilidad de que el virus se propague con mayor facilidad.

En Río Negro y Neuquén, los operativos de tránsito en las rutas invitan a retroceder a aquellos que no pueden demostrar su residencia en las ciudades turísticas. San Martín de los Andes, Villa la Angostura y Villa Pehuenia anunciaron, los primeros días de la semana pasada, el cierre de sus centros recreativos. En Bariloche el Ente de promoción turística de la ciudad decidió adherir al #YoMeQuedoEnCasa.

En Las Grutas impidieron los accesos a todas las playas no sólo de la villa balnearia sino también de San Antonio Oeste y Este. En Viedma, el intendente ordenó la clausura de las playas del balneario El Cóndor y acordó con la Prefectura Naval Argentina la colaboración de esta institución para desalentar la presencia de personas en la costa.

Cerraron los hoteles a partir de la medida que se tomó a nivel nacional, y los locales gastronómicos.

Según indicó al Voy el director de Turismo de Viedma Sergio Rodríguez “desde lo económico el perjuicio es muy importante para el sector turístico, es uno de los más afectados a nivel mundial” y anticipó que “después habrá que estudiar medidas paliativas para morigerar el impacto”.

Bariloche. Una de las galerías de la calle Mitre. Foto Alfredo Leiva

El titular de Turismo tiene una vasta experiencia en el sector, donde también ocupó el máximo cargo a nivel provincial, y valoró que “tuvimos una temporada de verano sin sobresaltos y ahora es el momento de tomar todos los recaudos”.

En cada destino, los visitantes cuentan con la posibilidad de posponer sus reservas y pasajes para cuando la pandemia del coronavirus se haya controlado (ver más adelante). Para todos los actores del sector, por el momento lo importante es concentrarse en reducir la curva de contagio, pero ya se vislumbran algunos problemas que ello dejará en la economía.

Los funcionarios provinciales de Turismo de Río Negro y Neuquén, como las cámaras prefieren en estos días guardar silencio, para ver cómo siguen las cosas, pero puertas adentro se sabe que el impacto del coronavirus en el turismo será fuerte.

En Neuquén, los ingresos que genera el turismo la convierten en la Vaca Muerta de montaña. El último año el turismo se posicionó como la segunda actividad económica en importancia para la provincia, detrás del petróleo y el gas. Sobre todo el turismo de invierno se consolidó como la actividad económica con mayor dinamismo en provincia.

Para traducirlo en números, en 2019 se registraron en la provincia del Neuquén 14 mil millones de pesos en concepto de ingresos turísticos, con la llegada aproximada de 1,1 millón de visitantes. A diciembre de 2019 hay 24.506 plazas habilitadas, distribuidas en 836 establecimientos. Entre el 2015 y el 2019 se habilitaron en promedio 2 alojamientos turísticos por mes.

San Martín de los Andes y ciudades de la cordillera neuquina desalentaron a los turistas a ir. Foto: Patricio Rodriguez

El ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi en declaraciones radiales remarcó que las localidades que cerraron sus centros recreativos podían acarrear grandes consecuencias económicas.

En Río Negro el turismo es una de las actividades fundamentales del desarrollo. El ministro de economía de Río Negro, Luis Vaisberg dijo en estos días que el coronavirus puede ocasionar perjuicio en la temporada de invierno y y para dimensionar la importancia basta con revisar los números de la temporada invernal pasada en San Carlos de Bariloche con una inyección de más de $5.000.000.000.

Vaisberg al analizar la situación, dijo que “tenemos que actuar en la medida que la temporada alta viene en dos meses”.

En este sentido, las parlamentarias Silvina García Larraburu y Lorena Matzen impulsaron proyectos de ley para declarar la emergencia turística.
García Larraburu indicó que la baja de reservas “está llegando al 100%” en Río Negro y remarcó que es necesario actuar rápido considerando que en unos meses comienza la temporada invernal y “los pronósticos sanitarios no parecen indicar que la situación podrá ser revertida”.

Reconocida galería de Bariloche, sin gente. Foto Alfredo Leiva.

Por otra parte esta semana se reunió el Consejo Federal de Turismo. El ministro Matías Lammens dijo que la prioridad es la salud pública pero anunció a los referentes de las provincias que “estamos preparando una batería de medidas económicas que contribuya a atenuar el impacto de esta situación en el sector”.

Agencias nacionales y crisis
En Argentina hubo un importante alza de la demanda de empleo en turismo en 2019 y el sector registraba más de 1,3 millón de los puestos de trabajo, lo que significa el 10% del total, pero todo se viene a pique.

El impuesto del 30% a la compra de dólares había puesto al sector en alerta a finales del año pasado y las agencias esperaban las ventas de marzo para estabilizar el negocio, pero todo cambió con la pandemia.

Hoy, las agencias ocupan sus días atendiendo el reclamo de aquellos que no pueden viajar . Están cayendo compras cerradas para abril y mayo, porque la gente no sabe que va a pasar, dicen los operadores y ruegan a los clientes que reprogramen y no cancelen.

Desde la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), su presidente, Gustavo Hani, alertó que corren peligro 5.640 de esas empresas y sus 25.000 empleado”. El empresario señaló que hay una caída de las reservas al exterior del 100% y que el sector se encuentra parado en un 90%y se encamina a la facturación 0.

En estos días y con el objetivo de paliar el impacto económico de la pandemia el Gobierno Nacional ya anunció una serie de medidas. En primer lugar, se eximirá el pago de contribuciones patronales a las empresas. Se trata de un 20,4% para el sector servicios y comercio.

A su vez, se ampliará el Programa de Recuperación Productiva (REPRO) que brinda a los trabajadores una suma fija de hasta un monto equivalente al salario mensual, por un plazo de hasta 12 meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral. Por último, habrá más inversión en obras para infraestructura turística.

Si tenías reservas podés reprogramar


El Ministerio de Turismo y Deportes determinó que los Agentes de Viaje y los establecimientos hoteleros deberán devolver a los turistas la suma de dinero que hubieren percibido en concepto de reserva por alojamientos para el período entre el 16 y el 31 de marzo.

En colectivos de larga distancia el boleto para dichas fechas podrá reprogramarse sin ningún tipo de penalidad.

Desde Aerolíneas Argentinas y Latam aplican nuevas políticas de cancelación, que implican la posibilidad de cambiar o cancelar los pasajes sin penalidad y sin diferencia tarifaria .

Las low cost Flybondi y Jetsmart (incluye a Norwegian Argentina) informaron que pusieron a disposición nuevas políticas de cambios y devoluciones que incluyen alternativas flexibles tanto para los vuelos de cabotaje como apara los internacionales sin costo, aunque en algunos casos se deberá abonar una diferencia si la hubiera. Debido al importante flujo de consultas que reciben las aerolíneas dan prioridad a los pasajeros que tienen su vuelo dentro de las próximas 48 hs.


Comentarios


Turismo: Impacto en un país y una región detenidos