Un agradecido de la vida



NEUQUEN (AN).- El tango llora penas por ausencias pasadas, desamores y desencantos que llenan el presente de tristes nostalgias. Pero para Raúl Lavié, el pasado es una nostalgia especial que está completa de alegrías y un profundo agradecimiento. "Creo que tengo más cosas de las que yo hubiera soñado alguna vez. Día a día me supera la realidad", le confesó a "Río Negro".

A esta voz tan porteña como Gardel y el Obelisco, le llegaron los festejos por sus 70 años de vida, al mismo tiempo que celebra sus 50 años de "novio" con la música. Es tiempo de balances obligados, de mirar hacia atrás y, por supuesto, de seguir pensando en el futuro. Desde su corazón deja aflorar los hitos de su carrera, los extiende hacia adelante para que todos conozcan su patrimonio como un gran tesoro.

"En cada etapa voy pensando en lo que estoy dejando atrás y en lo que voy a hacer hacia adelante. El balance es más que positivo. Cuando miro hacia atrás hay momentos especiales, el comienzo por ejemplo, ese principio cuando das el primer gran paso que fue mi debut a los 18 años en radio El Mundo; ese tal vez el momento que marca después de todo lo demás que sigue. Después, recuerdo como importante la apertura que tuve en Europa, en Broadway y Nueva York", comentó Lavié.

Desde aquella radio porteña pasaron cinco décadas. El camino fue largo y requirió esfuerzo constancia y sabiduría para llegar al presente con la cima sobre sus pies. Lavié dice que no existe una fórmula del éxito garantizada, pero si ciertos secretitos que se pueden aplicar.

"Yo siempre trato de hacerlo con mucha pasión, con ganas; cuidándome, no dejando nada sin que lo tenga controlado. Cada vez uno es mucho más exigente, cuando yo comenzaba era más una búsqueda, un juego si se quiere. Pero cuando uno va creciendo como artista tiene más responsabilidades porque hay que demostrar por qué razón uno está donde está", aseguró.

-¿Por qué Lavié está donde está?

-Porque fui un tipo que ha trabajado, que ha tratado de hacer las cosas lo mejor posible, que ha tratado de crecer siempre. Después, tal vez, haya otros ingredientes alrededor que también ayudaron a que así fuera.


Comentarios


Un agradecido de la vida