Un fiscal se enojó con empresarios que le pidieron su intervención en el corte de ruta

Fue en San Martín de los Andes. El funcionario judicial les mandó una carta en tono severo a los empresarios, que a su vez le respondieron.




Un insólito conflicto se produjo entre la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de San Martín de los Andes y el fiscal jefe de esa ciudad, Fernando Rubio, a raíz del corte de ruta de los autoconvocados de salud.

La ruta nacional 40 fue uno de los puntos donde se instalaron piquetes en Semana Santa que afectaron la llegada de turistas a San Martín de los Andes.

Los médicos le pidieron a la Cámara que intervenga como mediadora en el conflicto. Los empresarios respondieron, en un comunicado el 1 de abril pasado, que "si bien no está en nuestra competencia hacerlo, estamos dispuestos a escuchar sus reclamos y colaborar para mediar en lo que esté a nuestro alcance".

En la misma nota de prensa, solicitaron "con urgencia" por parte de "las autoridades provinciales y del responsable del Ministerio Público Fiscal que tenga competencia en este momento", las "medidas necesarias para que sin la necesidad de realizar cortes de ruta, el reclamo de los trabajadores sea escuchado y que accionen cuanto antes para llevar este conflicto donde corresponde permitiendo de forma inmediata la libre circulación".


El enojo del fiscal Rubio


El fiscal jefe Fernando Rubio se dio por aludido, y respondió con enojo mediante una nota dirigida al presidente de la Cámara, Lucas Mántaras: "la solicitud de intervención del Ministerio Público Fiscal es a través de una denuncia, y no mediante reclamos tardíos en los medios periodísticos".

Interpretó que la Cámara le pedía "que se disponga de la intervención de la fuerza pública para hacer cesar los efectos de un delito", pero por ser una ruta nacional, le corresponde a Gendarmería Nacional. "La autoridad jurisdiccional interviniente es el juzgado federal de Zapala. Ninguna intervención le cabe a este Ministerio Público Fiscal", continuó Rubio en tono severo.

Por último, el fiscal jefe expresó: "lamento que una institución de la trayectoria e importancia" como la Cámara empresarial "desconozca las instituciones con actuación en la zona lo que lleva, como en este caso, a desinformar a la población".


"Nadie habló de fuerza pública"


El intercambio epistolar escaló. Los empresarios le hicieron ver al fiscal Rubio que "nuestra institución nunca expresó la necesidad de usar la fuerza pública, sino la de accionar funcionalmente para permitir de forma inmediata la circulación vehicular en la ruta de ingreso a nuestra ciudad".

"Resulta cuanto menos curioso que, regularmente, vemos a otros fiscales de la misma provincia de Neuquén concurrir a cortes de ruta o tomas a interiorizarse de la situación, e incluso generar ámbitos de diálogo y mediación penal. Ejemplos de ello, son las mediaciones en Neuquén y Chos Malal respecto de cortes de ruta de vecinos de tomas, personal minero, docentes, etcétera", añadieron.


Las contradicciones del fiscal


En otro párrafo, apuntan a las contradicciones en el trabajo de la fiscalía.

"Puede parecer ignorancia del manejo de las instituciones judiciales pero el desconocimiento es consecuencia de que la actividad de la Fiscalía de SMA nos resulta sumamente confusa. Actúa de oficio en reuniones prohibidas en el cerro Chapelco, por sesiones del Concejo Deliberante de Villa La Angostura, pero no tiene intervención luego de 13 horas de cortes de ruta porque no tiene ninguna 'denuncia' que ampare la intervención. Aun cuando esta se veía reflejada en todos los medios locales y nacionales con cientos de personas varadas en la ruta. La misma actitud se toma frente a los controles de ingreso a la ciudad cuando los protocolos por pandemia lo requieren, lo mismo con los empresarios de Buenos Aires que fueron al Barrio Cumelén de VLA el año pasado".

Para la Cámara, "en los términos en que fue remitida (la nota del fiscal) parece más un pedido de aclaraciones y retracción ante nuestra 'lamentable' actividad de requerir intervención del Ministerio Fiscal".

"Nos hubiera gustado que el tiempo insumido en armar su nota lo hubiese invertido en convocar a las autoridades provinciales y al personal de salud que interrumpió la ruta por reclamos salariales para solucionar el conflicto de forma pacífica (...) Esperamos que tome la presente como una búsqueda de entendimiento y no como una ofensa", culmina la nota.

Rubio no tomó muy bien esta respuesta. Mandó un funcionario de la fiscalía a la sede de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo a pedir los nombres y firmas de los autores de la nota, ya que al pie solo figuraba "comisión directiva".


Comentarios


Un fiscal se enojó con empresarios que le pidieron su intervención en el corte de ruta