Un refugio para las artesanías en la base del cerro Catedral

Por tercer año consecutivo más de 40 emprendedores ofrecen una amplia variedad de productos.

#

En el Refugio se atesoran juguetes, artículos de decoración e indumentaria.

Una puerta a un mundo de diseño y artesanía de alto nivel se abre cada invierno en la base del Cerro Catedral.

El Refugio de Artesanos, en su coqueto espacio de color fucsia, por tercer año consecutivo reúne a 40 emprendedores que ofrecen una amplia variedad de productos hechos por manos barilochenses.

Se puede encontrar desde juguetes, indumentaria, artículos de decoración, de bienestar, cerámica hasta vitraux, entre otros.

Abre todos los días de 11 a 18 y los propios artesanos se rotan para atender a los visitantes. Una visita obligada si vas al Catedral, antes o después de esquiar.

Alfredo Leiva


Comentarios


Un refugio para las artesanías en la base del cerro Catedral