Un sacerdote sufrió un accidente a 36 kilómetros de Viedma

Fue auxiliado por automovilistas que circulaban a la altura del kilómetro 1001 de la ruta nacional N°3



Gentileza Marcos Aramburu

Un sacerdote que viajaba desde Cinco Saltos a esta capital sufrió un susto mayúsculo ayer domingo y solo recibió algunos golpes luego de volcar cuando estaba a pocos kilómetros de esta ciudad.

Fue identificado como Pablo Ponce de 50 años que conducía el vehículo volcó a la altura del kilómetro 1001 de la ruta nacional N° 3, y ni bien ocurrió el accidente fue auxiliado por otros automovilistas que pasaban por allí.

Las primeras curaciones fueron en la mano cuando habría golpeado en el momento del vuelco que pudo asimilar merced a que tenía colocado el cinturón de seguridad.

Más información: Volcó volviendo de El Cóndor y el cinturón le salvó la vida

Si bien la Policía trata de establecer qué fue lo que ocurrió al momento del vuelco, se supo que esta persona tuvo un descuido en una recta, y la distracción dio lugar a una maniobra irregular cuando el rodado -marca Chevrolet- perdió y se fue a la banquina. Al parecer, quiso corregir el trayecto pero el impulso le jugó en contra provocando dos tumbos.

Ponce debía realizar unos trámites en Viedma, y luego trasladarse a Rosario de donde es oriundo.

En principio fue auxiliado por una ambulancia del Centro de Salud de San Javier donde fue atendido para revisarlo en virtud de que se quejaba de un fuerte golpe en las cervicales.


Comentarios


Un sacerdote sufrió un accidente a 36 kilómetros de Viedma