Una agitada previa al cierre de las listas en Neuquén

Lucila Crexell iría con Horacio Quiroga como candidatos a senadores por Cambiemos. El PJ seguía anoche sin novedades oficiales.



Con la bandera flameando en su día, se movió la previa de las próximas elecciones nacionales. Una de las fichas que se mudó de lugar en las últimas horas fue la de la senadora del MPN, Lucila Crexell que abandonó el bloque del MPN con críticas al partido y junto al nombre de Horacio Quiroga es uno de las opciones que trascendieron como candidatos a senadores en el espacio de Cambiemos.

Nadie me ha llamado, ni Lucila, ni el gobierno nacional, para ponerme en antecedente a esta situación”, afirmó ayer el intendente Horacio Quiroga después del acto a la bandera.

Si comentó que en Cambiemos “hay una decisión que consiste en que hay que fortalecer una construcción hacia el futuro e impedir que vuelva el pasado en Argentina ”.

El intendente señaló sobre este camino que “yo quiero ser útil” y que “no estoy buscando ninguna candidatura pero tampoco voy a rehuir a ninguna responsabilidad si es que se considera en el conjunto que tenga que asumirla”.

Reconoció que una candidatura para llegar al Congreso no estaba en sus "planes inmediatos” pero indicó que “en la política no siempre se puede hacer lo uno quiere. Hay que hacer las cosas que uno debe”.

También declaró que como se sabe que en el panorama nacional las diferencias van a ser “muy chicas” una representación legislativa va a ser importante para “las continuidades de Cambiemos en el ejercicio del poder que le permita llevar adelante el andamiaje de leyes a través de la cámara de diputados y senadores”.

Por su parte, concluido el acto protocolar del Día de la Bandera el gobernador Omar Gutiérrez señaló que “nuestro espacio político está abierto para entrar o salir”, refiriéndose a la salida del partido de la actual senadora. Pero dejó en claro que “por sus hechos, sus actos y sus dichos cada uno es responsable”.

Por otro lado, dentro del PJ kirchnerista, las negociaciones eran intensas hasta ayer por la noche para definir quienes serían los candidatos neuquinos de Cristina Fernández de Kirchner al Congreso de la Nación.

El diputado nacional Darío Martínez que se encuentra en Buenos Aires insistió con la realización de las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) en las que abiertamente dijo que participaría.

Análisis de Federico Aringoli

El arrastre de las listas completas

En la última elección nacional, en 2017 para cargos legislativos, la anécdota compartida por varias autoridades de mesa en Neuquén fue: “Nos decían que faltaban las boletas de Cristina o de Macri”.

El electorado, según muestran los últimos comicios, diferencia muy claro su voto según la categoría pero, ante una instancia general la polarización de la política nacional confunde hasta las más astutas de las razones. Esta vez, y pese a los exquisitos movimientos tácticos del macrismo y el kirchnerismo, el voto binario tendrá la misma o más fuerza que antes.

Quienes busquen éxito en las PASO, y posteriormente en las generales, sin el arrastre de una figura presidencial verá al mínimo la chances de conseguir una banca en el Congreso. El MPN juega a todo o nada con Guillermo Pereyra. Sin embargo, con este escenario parece más nada que todo.


Comentarios


Una agitada previa al cierre de las listas en Neuquén