Una banca rionegrina en el limbo: críticas de Spósito a sus “compañeros”

Se profundiza la disputa por el reemplazo de María Emilia Soria. La exconcejal de San Antonio insiste en que corresponde aplicar la Ley de Paridad de Género.



Spósito presentó un amparo y pidió una medida cautelar para que no juren Chiocconi ni Altamiranda.

Spósito presentó un amparo y pidió una medida cautelar para que no juren Chiocconi ni Altamiranda.

Río Negro renovó hoy tres bancas, con las juras de Martín Soria, Graciela Landriscini y Luis Di Giacomo. Tiene además a la radical Lorena Matzen con mandato hasta el 2021. Pero también dejó en el limbo su quinta representación en Diputados, porque el conflicto por el reemplazo de María Emilia Soria parece lejos de resolverse.

El malestar entre los propios candidatos que integraron la lista del Frente para la Victoria en el 2017 se hizo público, con las declaraciones que hizo la exconcejal de San Antonio Oeste, Ayelén Spósito.

La médica y referente del Movimiento Evita presentó un amparo y logró que se hiciera lugar a una medida cautelar para que sus “compañeros” Ramón Chiocconi y Sebastián Altamiranda no pudieran jurar en la ceremonia de este mediodía, convencida de que el espacio vacante es para ella.

“Hoy hablamos todos de equidad y de paridad de género, pero al momento de cumplir y de jugársela por lo que dicen en los discursos, no todos lo hacen”, criticó esta mañana Spósito en declaraciones a periodistas de “Río Negro”.

La lista del FpV para los comicios legislativos del 2017 tuvo a Soria y a Chiocconi como titulares, en tanto que Altamiranda y Spósito fueron los suplentes.

La sanción de la ley de paridad de género -a fines del 2017- siempre hizo pensar que el lugar que dejó Soria sería para la dirigente de la zona Atlántica. Incluso eso fue lo que informó Soria en el Congreso cuando le preguntaron quién ocuparía su banca.

Sin embargo, todo empezó a cambiar cuando la Justicia Electoral informó desde Río Negro que no tenía competencia para designar al reemplazante, limitándose a enviar al Poder Legislativo un detalle de la lista completa del FpV.

Con la aparición de casos similares en otras provincias, un informe de la Dirección de Información Parlamentaria de Diputados estableció que la Ley de Paridad de Género no podía aplicarse en forma retroactiva.

Spósito contó que ante ese escenario, “me pidieron que los compañeros de la lista presenten notas, diciendo que interpretábamos la Ley de Paridad y que ellos no iban a asumir”.

Y ahí apareció el problema central: Chiocconi y Altamiranda no quisieron firmar esas notas, argumentando que preferían esperar que el debate legal quedara totalmente aclarado.

“Esto estaba conversado, pero como dijo el presidente (Macri) “pasaron cosas”. Y no es optar por uno o por otro, es hacer cumplir una ley vigente”, se quejó la dirigente de San Antonio Oeste.

Las críticas también alcanzaron al presidente del PJ rionegrino y flamante diputado nacional, Martín Soria, quien acudió a la reunión de bloque del martes con Chiocconi.

Para Spósito esa fue una señal de preferencia para el dirigente de Bariloche, quien es también legislador provincial electo y debería optar por una de las dos bancas. Si se queda en Río Negro, el nuevo diputado sería Altamiranda. Si asume como diputado, el nuevo legislador provincial será Julio Accavallo.

Ante eso, Spósito prometió “pelearla hasta el final”, porque “esta no es mi banca, sino la banca de las mujeres”.


Comentarios


Una banca rionegrina en el limbo: críticas de Spósito a sus “compañeros”