Una descarga eléctrica dejó a un adolescente en estado crítico

Según la investigación policial el joven podría haber intentado robar cables en la zona de la meseta de Neuquén. Se le amputó el brazo y su pronóstico es reservado.





El lunes a la noche, casi madrugada del martes, un adolescente de 17 años ingresó a la guardia del hospital Bouquet Roldán tras haber recibido una descarga eléctrica, por la gravedad de su cuadro fue trasladado de urgencia al Castro Rendón. Allí le amputaron un brazo y quedó internado en estado crítico y con pronóstico reservado. Según la investigación policial, todo se podría haber desencadenado cuando el adolescente intentaba robar cables en la meseta de Neuquén.

El comisario Inspector Sergio Llaytuqueo, jefe del departamento de Seguridad Personal contó a RÍO NEGRO que en el hospital regional al adolescente «le amputaron el brazo debido a que ha recibido una descarga eléctrica muy importante y el conducto fue el brazo derecho. Después la descarga fue por el abdomen, con lo cual, el muchacho desde el día 14 que está en estado crítico».

Y precisó que el estado de salud actual sigue siendo muy crítico: «desde el 14 están esperando lo peor, lo único es que por su corta edad tiene posibilidades de recuperarse aunque con secuelas».

Sobre las circunstancias en las cuales, el chico recibió esa gran descarga eléctrica, el comisario señaló que por la investigación, la principal hipótesis es que el adolescente habría estado robando cables junto con otro joven en la meseta neuquina, en la zona de Bajada del Maida y Autovía Norte.

«La madre dijo que había ido a jugar al fútbol, se apoyó en un pilar de la luz y recibió la descarga. Eso no ocurrió, no hay testigos, no hay nada», aseguró Llaytuqueo.

Y sobre la investigación detalló que «se pudo recabar que este adolescente salió en compañía de un mayor, de 21 años, salió con sano con este muchacho y volvió lesionado con este muchacho». Y, por otro lado, contó que «se estuvo indagando en las empresas, y se encontró que hubo un intento de sustraer unos cables de un transformador pero que quien haya querido hacer eso no llevó a cabo su cometido porque no quitó los fusibles».

«Quien haya estado ahí recibió una descarga de 13 mil voltios y eso coincide con las lesiones del chico», sentenció el comisario quien aclaró que «uno no busca hacerle una causa por tentativa de hurto sino dilucidar que fue lo que pasó».

Respecto del joven de 21 años que acompañaba al adolescente señaló que está identificado y que reside en la toma de Casimiro, mientras que el adolescente vive en el barrio Los Hornitos.

Los robos de cables, a pesar de su peligrosidad, son moneda corriente. Es que según contó Llaytuqueo el kilo de cobre están entre 600 y 800 pesos. El comisario aseguró que nunca se registró un herido tan grave como este adolescente pero confió que han sucedido casos de heridas en medio de esta modalidad delictiva.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una descarga eléctrica dejó a un adolescente en estado crítico