Una obra paralizada desató la polémica en Las Lajas

Las refacciones en el Instituto de Formación están frenadas



LAS LAJAS (AZ).- La comunidad educativa del profesorado del Instituto de Formación Docente Nº7 de esta ciudad salió a denunciar la falta de respuestas institucionales ante el reclamo por la finalización de las obras en su edificio.

Hace tres años, profesores y alumnos debieron mudarse a otra escuela para permitir refacciones pero sin embargo el emprendimiento está congelado desde diciembre del año pasado. Además, advirtieron que la comuna pretende instalar oficinas públicas allí y desoye los pedidos para reactivar la obra. El Consejo Provincial de Educación tampoco se hace cargo y los estudiantes deben recorrer todos los días dos kilómetros para tomar clases.

El intendente Néstor Báiz rechazó los cuestionamientos y culpó a la provincia por no enviar los recursos en tiempo y forma para terminar las tareas. Además cargó contra la dirección del establecimiento a quien acusó de pretender resolver "mediáticamente" el conflicto.

"Estamos cansados de reclamar y no tener ninguna respuesta de parte de nuestras autoridades, queremos que alguien se haga cargo de la responsabilidad y el edificio se termine", explicó Ema Giménez, directora del Instituto de Formación Docente. La docente anticipó que se movilizarán a la capital neuquina para exigir que los atiendan las autoridades de Educación.

"El gobernador dijo que los ministros están al servicio de la gente pero a nosotros se niegan a recibirnos", denunció.

Los problemas para el profesorado lajeño comenzaron en 2002 cuando se decidió trasladar el cursado a una escuela del vecino paraje Las Lajitas para posibilitar la refacción de su edificio ubicado sobre la calle Roca.

El gobierno provincial aportó recursos y el entonces intendente Miguel Patricio Cayol pudo iniciar la obra y completar, de acuerdo a la versión de los propios docentes, alrededor de un 50% de lo previsto. Lo cierto es que con el cambio de gobierno y la asunción del intendente vecinalista Néstor Báiz, el Ejecutivo neuquino cerró la canilla de los aportes no reintegrables y las refacciones se paralizaron.

"Lo más grave es que desde el IFD se hicieron innumerables gestiones que nunca tuvieron respuesta de parte del ministerio de Educación de la provincia y de la municipalidad de Las Lajas", agregó Giménez.

De acuerdo a la versión que entrega la propia comunidad educativa una de las máximas preocupaciones es el destino que tendrá el inmueble ya que existiría un interés de la comuna por ocuparlo con oficinas.

El malestar de los docentes se tradujo ayer en una movilización que realizaron en defensa del edificio escolar. Allí, entre otros puntos, reclamaron que el municipio apure el pedido formulado al Concejo Deliberante para recibir la donación del terreno donde se encuentra la escuela.

"En ese lugar funcionaron instituciones educativas en forma ininterrumpida desde hace 40 años, por lo cual por uso y derechos adquiridos, el IFD nº7 se reconoce legítimamente como el propietario" explicó la directora.

A su turno, Báiz responsabilizó a la provincia.


Comentarios


Una obra paralizada desató la polémica en Las Lajas