AHORA: Lazaro Báez fue condenado a 12 años de prisión

Vaca Muerta: cómo se transitan infancia y adolescencia

La industria petrolera marcó un aumento poblacional significativo que se refleja en el incremento de la matrícula estudiantil. En las aulas confluyen diferentes culturas que escapan al contexto productivo.

Pese a que en el imaginario social se ha construido una idea de Añelo atravesada por la cultura petrolera, quienes viven allí o se desempeñan diariamente por sus trabajos no comparten la misma creencia. Si bien el auge de la industria ha marcado un aumento poblacional significativo, reflejado en el incremento de la matrícula estudiantil, en las aulas de la localidad confluyen diferentes culturas que escapan al contexto productivo.

El director de la Escuela Primaria N° 100, Sergio Shulz, y el director de CPEM N° 39, José Luis “Lito” Cabrera, dialogaron con RÍO NEGRO sobre cómo se transitan las infancias y adolescencias en Vaca Muerta.

La docencia llevó a Shulz a enseñar en Añelo en 1999, cuando aún los convencionales no tenían el protagonismo en la región. Desde entonces mantiene vínculo con la comunidad educativa de forma intermitente. El año pasado retomó su función como director y cumple un rol elemental para mantener el contacto con los alumnos pese a la pandemia.

“Añelo cambió muchísimo en cuanto a la cantidad de habitantes”, expresó el docente y explicó que ello conllevó transformaciones en la forma de organización educativa. Un ejemplo fue la concreción de jardines de infantes integrales, pues antes no había sino que se encontraban dentro de las escuelas.

Indicó que hoy la Escuela N° 100 tiene 450 alumnos, nenes y nenas de toda clase de contextos. “No notás la cultura del petróleo. Son niños comunes con una relación de compañerismo normal”, aseveró Shulz. Remarcó que confluyen “familias diversas”, desde padres que se desempeñan dentro de las chacras o la ganadería hasta los que trabajan dentro del rubro hidrocarburífero: “No todos son petroleros”.

“Lo que se pretende es preparar a los alumnos para diferentes escenarios y brindarles las herramientas”.

José Luis Cabrera, director de CPEM N° 39.

En la escuela secundaria se vuelven a reunir distintas subjetividades y tradiciones, dada la migración interna argentina y de otros países de Latinoamérica. Sin embargo, Cabrera observó que en los últimos años del secundario la cultura hidrocarburífera sí comienza a tomar protagonismo, los adolescentes empiezan a visualizar un futuro inmerso en la actividad petrolera atraídos por los altos salarios.

El director y también profesor de Historia detalló que la matrícula del CPEM 39 es de 380 estudiantes en el diurno y de 70 alumnos en el vespertino. La escuela recibe a los adolescentes de Sauzal Bonito, una parte de Cutral Co, de Chihuido, Aguada San Roque, que viajaban en transporte todas las mañanas, antes de la llegada del coronavirus, a educarse en el secundario.

“Yo soy de Añelo”, indicó el director. Conoce cómo es crecer allí en primera persona, aunque durante su adolescencia todavía no resonaba el nombre de Vaca Muerta: “La vida del petróleo es muy reciente”.

Pese a que la explotación de los no convencionales aún es temprana sus promesas de prosperidad atraen a los alumnos del colegio secundario, donde “el grueso” de los egresados proyecta desempeñarse dentro del sector. “Es muy entendible que un joven de 20 años pueda sentirse atraído por los salarios elevados”, afirmó, aunque sostuvo que el sistema ya vio sus límites y hay que preparar a los alumnos para otros contextos.

Cabrera contó que “con esa evidencia los directivos anteriores tuvieron la buena idea de hacer para 4to y 5to charlas orientativas”, que en tiempos de pandemia continúan de forma virtual, “asesorando e incentivando a los estudiantes para que continúen con sus estudios”.

Remarcó que tuvieron una buena respuesta ya que “entre el 20 y el 30% opta por seguir estudiando una carrera”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Vaca Muerta: cómo se transitan infancia y adolescencia