Vaca Muerta repuntó las fracturas antes del freno de la cuarentena

El balance de la cantidad de punciones hacia la roca madre era alentador hasta que la pandemia del coronavirus paralizó totalmente los desarrollos. En tight gas también se habían reiniciado perforaciones.





La actividad había marcado un repunte antes de la paralización marcada por la cuarentena.

La actividad había marcado un repunte antes de la paralización marcada por la cuarentena.

"La industria petrolera es una industria de largo plazo", reza la frase de cabecera del sector. Sin embargo el mundo vive momentos inéditos con la pandemia del coronavirus y en el sector petrolero hizo que, antes de que termine este mes, el balance de las etapas de fractura hacia Vaca Muerta pasara de ser alentador, a simplemente un recuerdo.

Las etapas de fractura que se realizan dentro de los pozos de Vaca Muerta son la mejor medición del nivel de actividad que posee la formación, dado que marcan no sólo si hay un incremento en la cantidad de nuevos pozos, sino también si estos son más largos y más estimulados.

Desde agosto del año pasado ese parámetro ha graficado la crisis que el sector atraviesa desde el DNU 566 de congelamiento de los combustibles y el crudo y la incertidumbre abierta.

Luego de un repunte en diciembre, tanto enero como febrero habían sido malos meses, marcando niveles muy por debajo de los registrados en 2019 y similares recién a los que había en 2018.

De acuerdo al informe que elabora Luciano Fucello, el country manager de NCS Multistage, marzo iba a romper esa tendencia. Hasta el día previo a la cuarentena, el jueves 19, se completaron 431 etapas de fracturas hacia Vaca Muerta, sobrepasando ya para ese día a febrero y las 402 etapas que tuvo.

El mes podría haber roto la tendencia negativa por el nivel que registró en 20 días. (Foto: Luciano Fucello)

La tendencia marca que, con diez días menos de trabajo por la paralización producto de la cuarentena, las etapas de fractura de marzo fueron un 7% superiores a las del mes anterior y quedaron apenas un 7% por debajo de las del mismo mes del año anterior. Esto hace suponer que, de no haberse registrado la pandemia es posible que se hubiera superado por primera vez en el año el nivel del 2019.

Pero la cantidad de empresas que realizaron esas fracturas (que en algunos casos continuaron por dos días más por motivos de seguridad) fue acotada y da cuenta de la crisis que ya se estaba viviendo por la caída del precio internacional del petróleo.

En este mes sólo tres empresas realizaron fracturas, es decir que continuaron con sus planes de sumar pozos. Estas fueron Pan American Energy (PAE) con 27 etapas, Total Austral con 83, e YPF con 321. Nuevamente la petrolera estatal concentró el 74% de la actividad.

Otras firmas como Vista Oil&Gas que en febrero había sumado fracturas, o Shell, no evidenciaron actividad en el mes.

En el caso del tight gas, los 20 días de marzo habían sido positivos. Luego de no sumar etapas en febrero, en este mes dos empresas iniciaron trabajos de fractura de pozos en arenas compactas.

En el caso de CGC, la firma realizó dos fracturas en Santa Cruz, mientras que Pampa Energía alcanzó a completar 7 en Neuquén.

Mientras la cuarentena obligatoria continúe, los equipos de perforación y los sets de fractura del país están totalmente paralizados. Qué sucederá el día en que pueda retornarse al trabajo es aún incierto, dado que por un lado dependerá de los precios internacionales y las medidas de protección que se adopten en el país, pero también de la evolución de la demanda local que cayó considerablemente con el aislamiento social.


Comentarios


Vaca Muerta repuntó las fracturas antes del freno de la cuarentena