Vacaciones en La Angostura: lo que no podés perderte en gastronomía por nada del mundo

La cocina de montaña tiene un circuito foodie top para todos los gustos. Comidas, chefs y productores que hay que agendar en este #invierno2021





¿Alguna vez pensaste que la nieve podía ser tan cálida, sabrosa y exquisita como la que encontrás en La Angostura?

La nieve también puede vivirse desde otro lugar, la gastronomía. Es que el arte de explorar el paisaje en esta parte de la cordillera neuquina, aprender a conocerlo y conmoverse bien puede completarse con un exquisito plato de comida calentito en la mesa con una copa de vino o un vaso de cerveza artesanal en la mano.

Nada como empezar el día con un buen desayuno cordillerano realizado con los mejores productos patagónicos. Las vistas al entorno completan el placer.

La “cocina de montaña” que aquí en la villa se crea y ofrece al visitante propone un viaje desde las recetas más clásicas y tradicionales a las más modernas y gourmets que se imagine, pasando por las étnicas y exóticas. Sí, exótica también con productos bien autóctonos. Es que la creatividad de los cocineros y cocineras locales no tiene límites; por algo la mayoría de ellos tienen renombre nacional e internacional. Conocerlos, entonces, es parte del plan de estas vacaciones de invierno 2021 en La Angostura. Con un plus muy de estos tiempos pospandemia: casi todos los restaurantes tienen servicio de delivery a las cabañas donde el visitante en familia reside. Muchas veces la comida llega con las indicaciones de cuánto calentarla si es que hace falta y una playlist para el momento del disfrute.

Acá se da una combinación fantástica de sabores que provienen de las diferentes culturas que han ido poblando la región y de las antiguas recetas de los pueblos originarios, ligados a la recolección, la caza y la pesca. Por ello la cocina local está atravesada por la identidad neuquina, un imán para ese 80% de argentinos que teniendo hoy la posibilidad de tomarse escapadas o vacacionar siempre elige lo de la cultura local para consumir.

Es así como nace un circuito gastronómico muy diverso donde se encuentran opciones más bien clásicas, de platos elaborados con los ingredientes típicos de la región como hongos, ciervo, jabalí y trucha, degustados tanto frescos como ahumados y servidos con una gran variedad de salsas, en guisos o como goulash.

En cuanto a carne se refiere, el gran atractivo es el cordero patagónico, una delicia local que, junto con el jabalí, constituye la opción más elegida por quienes visitan esta región neuquina.

Todas estas alternativas culinarias se ofrecen, sin dejar de lado los platos clásicos como la carne a la parrilla o pastas caseras y pizzas, que están en la ciudad como parte de las comidas rápidas y al paso. Esta oferta clásica se complementa cada vez más con restaurantes que presentan cartas innovadoras y opciones de distintas gastronomías del mundo: comida mexicana, suiza y asiática son algunas de las alternativas presentes. Las casas de té y cafeterías resultan el lugar ideal para refugiarse durante una tarde fría y disfrutar de un chocolate caliente, acompañado de deliciosos dulces artesanales de la región. Esta variedad de mermeladas, dulces y pastelería regional es bien típica de esta región ya que aquí se produce una gran diversidad de frutas rojas y berries que permiten no sólo la producción de estos productos, sino también la de licores y helados artesanales de frutos del bosque.

En este recorrido sibarita no pueden faltar las fábricas de cerveza artesanal. Visitarlas es un gran plan para hacer con amigos o en familia. Conocer el proceso de producción de las distintas variedades, hacer una cata y por qué no probar la gastronomía, que en muchas cervecerías se destaca por su originalidad.

Otro gran atractivo para los más golosos, son las pequeñas casas de chocolate artesanal. En muchas de ellas también se encuentran productos regionales, artesanías, ahumados, que son ideales para llevarse a casa y volver a pasear por La Angostura a través de los sentidos.

Si los paisajes invernales son una poderosa razón para ir unos días a esta villa, más se apreciarán con una mesa puesta a todo mantel. Nieve y sabores, aquí, van de la mano.

Algunos de los productores más destacados de La Angostura

Silvia Alvarado, “Dulces de la abuela Yoyi”; Magdalena Becu, chutney, conservas y panificados “Septimo Becu Productos Naturales”; Amira Cabral, alfajores, postres y tortas “Cerro Nevado”; Silvana Cañelas, cerveza “Valkyrias”; Pedro Cárdenas, dulces y licores “El Pudu”; Tamar Correa, alfajores y pastelería “Lapin”; Pablo Casado de “Milanesas vegetarianas”; Lucila Guevara Lynch, “Blendearte Te Patagónico”; Adriana Martín, jarabe de sauco “Huerta de la Patagonia”; Facundo Milanessi, garrapiñadas de girasol y maní “El bocado”; Natalia Mutchinick, creadora de salsas y del servicio delivery de comidas “El banquete”; Rosa Pérez, dulce y licores “Sendero de lupinos”; Sebastián Portanova, dulces “Itsmo Hueni”; Paula Reryna, pastelería “Mis recetas Gluten free”; María Ester Rolando, dulces, conservas y escabeches “De Mary”; María Eugenia Rosso, infusiones con hierbas patagónicas “Hierbamadre” y Diego Sierra de “Cervecería Epulafquen”.

En el rubro de los panificados vale mencionar, entre otros, a Americo Bezenzette, “Pan en casa”; Gonzalo Cane, “El Bayito”; Susana Invernizzi, “La Chana sabor y arte”; Cristina Mesquida, “Los nietos” y Daniela Murer de “El churro loco”.

Entre los gastronómicos más destacados de La Angostura pueden nombrarse a:

La Angostura es un centro más que atractivo desde hace décadas para aquellos gastronómicos que quieren realzar su trayectoria profesional. Muchos de ellos pasan y otros se quedan en la villa como Leandro Andrés, Natalia Mutchinick, Sebastián Guevara, Bárbara Medin, Natalia Verdugo, Jhonatan Palavecino, Lucas Drabowski, Eugenio Tray, Antonella Merchak, Edgardo Krembs, Duvan Ochoa y Martín Bianchini.


Comentarios


Seguí Leyendo

Vacaciones en La Angostura: lo que no podés perderte en gastronomía por nada del mundo