Villa Pehuenia a fuego lento

El 10, 11 y 12 de mayo de 2019 se celebra el Festival del Chef Patagónico. Turistas y amantes del buen comer probarán los mejores sabores de la gastronomía de la Patagonia y podrán degustar uno de los mejores paisajes de la cordillera neuquina.



Los leños apilados se encienden y el humo se esparce por los lagos Moquehue y Aluminé. Los aromas de exquisitos platos preparados con productos de la Patagonia se cuelan entre las montañas y llegan al volcán Batea Mahuida. Mientras, la araucaria araucana mira como sus hijos, los piñones, se convierten en protagonistas de los fuegos.

Desde el viernes al domingo se celebrará en Villa Pehuenia el Festival del Chef Patagónico y es una buena oportunidad para descubrir sabores y paisajes.

La belleza natural que imponen los lagos, las vistas extraordinarias , la conjugación de sus tradiciones autóctonas con un espíritu de permanente innovación, se ponen al servicio del turista para hacer de la estadía un momento único.

El Festival propone más de 3.500 m cuadrados con espacios para el disfrute de patio de comidas gourmet, cervezas artesanales, vinos de la Patagonia y tragos. En una terraza con la mejor vista que se pueda tener, se ofrecerán degustaciones de carnes a las brasas. También habrá food trucks, dulces y delicias y una feria de artesanos y productores. Para los niños se montarán shows musicales.

Las villas, están dentro de la Ruta del Pehuén, en la que se homenajea al árbol milenario que con su semilla madura en esta época del año se funde con lengas coloreadas de rojo y diferentes tonos amarillos, generando un contraste más que interesante y digno de disfrutar.

Para el fin de semana, se recomienda a todos los que lleguen a este paraíso, realizar trekking, mountain bike o cabalgatas que permiten apreciar en primer plano el espectáculo otoñal y disfrutar de la naturaleza.

Un circuito clásico e imperdible es el recorrido por “Circuito Pehuenia”, 130 kilómetros de paisajes asombrosos que conectan 5 lagos Moquehue, Nompehuen, Ñorquinco, Pulmarí y Aluminé. Atraviesa sectores con ríos, arroyos, cascadas y diferentes playas, ideal para pasar el día completo.

Si quieren más aventura, a 8 kilómetros de distancia de la Villa se encuentra el Volcán Batea Mahuida, inactivo y con más de 2.000 metros de altura. Se puede acceder con gran facilidad hasta su cráter que esta formado por una laguna de agua turquesa, única por sus colores.

Desde allí se puede hacer una caminata de una hora aproximadamente para llegar hasta la cumbre del volcán y contemplar uno de los puntos panorámicos más altos de la región.

Los días despejados se llegan a ver hasta otros siete volcanes argentinos y chilenos, así como los lagos de ambos países. Desde la practica de deportes náuticos, todos los días, desde el Muelle Turístico de Villa Pehuenia salen paseos embarcados que recorren las maravillosas aguas del Lago Aluminé, siendo una experiencia maravillosa pasear por la península de los Coihues y las islas del lago vistas desde el agua.

Otra de las populares excursiones, que se puede hace en auto o bicicleta, es al Paso del Arco. En su trayecto se pueden apreciar bosques puros de araucarias y precarios campamentos de crianceros. Antes este paso se utilizaba para llegar a Lonquimay o a Liucura, en territorio chileno. Al final del recorrido se encuentra un puesto de Gendarmería Nacional, donde se puede solicitar información.

Desde Chile también llegarán chef con la propuesta de una cocina de raíz, trabajada con pequeños agricultores y comunidades mapuches, para rescatar recetas ancestrales y fusionarlas con lo moderno. Si el turista lo desea y tiene tiempo de devolverles la visita la Ruta 23 va al paso Icalma.
En el día se puede ir y volver a Chile: la frontera está a 13 km y Temuco, la ciudad más importante del sur chileno, a 150 km.

15 años

tiene el Festival del Chef y reúne a grandes figuras del arte culinario, productores locales y profesionales de la gastronomía.

Comentarios


Villa Pehuenia a fuego lento