Violó la prisión domiciliaria para ir a su propia audiencia

Un preso de Cipolletti fue acusado por concurrir a su propia audiencia en los tribunales. Con ese argumento la Fiscalía pretendió que se le revocara la prisión domiciliaria, aunque el juez no le otorgó la razón.

Pedro Hernández está siendo investigado por varias estafas con la compraventa de vehículos, está detenido en su casa por razones de salud pero su hermano Pablo Montecino espera alguna resolución, también en la misma causa, desde una celda del penal.

El fiscal Guillermo Merlo sostuvo que Pedro Hernández, sospechado de pertenecer a una banda que vendía autos de forma ilegal, salió de su domicilio sin el procedimiento correspondiente. Además cuestionó duramente el sistema de pulseras electrónicas que impulsa el gobierno provincial porque no dio aviso sobre la salida “irregular”. El argumento de la Fiscalía es que si el imputado pudo salir de su domicilio sin custodia policial, sin su tutora y sin autorización formal del juez, tendría la posibilidad de fugarse fácilmente.

Lo llamativo es que el hombre dejó su vivienda para ir hasta los tribunales. Ese día había una audiencia de impugnación solicitada por su defensor Juan Luis Vincenty y por ese trámite la Oficina Judicial de Cipolletti le cursó al imputado una notificación.

La nota no lo citaba al tribunal, pero Hernández fue. El argumento del defensor fue que su cliente nunca quiso violar una normativa sino todo lo contrario, estar a derecho y ponerse a disposición de la Justicia.

El juez de Garantías Marcelo Gómez falló en favor de mantener la prisión domiciliaria.


Temas

Cipolletti

Comentarios


Violó la prisión domiciliaria para ir a su propia audiencia