Vuelve Macri y arranca su año con el desafío de mostrar resultados

Regresa a Buenos Aires después de su estadía en Villa la Angostura y mañana retoma la actividad oficial en la Casa Rosada. También vuelve Marcos Peña.

Consolidar el crecimiento, aumentar el empleo y bajar la inflación, entre sus principales objetivos. “Será un año económico”, anticipan en el gobierno nacional.

14 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

Luego de 15 días de vacaciones en La Angostura, con algunas interrupciones, el presidente Mauricio Macri vuelve a Buenos Aires y empieza mañana su agenda para un año que arranca difícil desde el punto de vista político: sin apoyo marcado del PJ para las principales reformas pendientes del gobierno, el llamado a sesiones extraordinarias pende de un hilo, aunque el Poder Ejecutivo se niegue todavía a cortarlo. Sin elecciones, con la necesidad de bajar inflación, el déficit y consolidar crecimiento en medio de un ajuste, en Nación ya anticipan un año “mucho más económico que político”. Lo esencial será mostrar resultados.

Mañana también regresará tras sus vacaciones en Uruguay el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El presidente y su mano derecha definirán esta semana si finalmente se cancela el previsto llamado a extraordinarias. Quien anticipó la posibilidad de que así sea no fue el gobierno, sino el titular del el bloque del PJ, Miguel Angel Pichetto, luego de una reunión la semana pasada con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio. El rionegrino advirtió que no había intención de tratar la reforma Laboral en extraordinarias –menos sin aval claro de la CGT–, ni tampoco habría intención de debatir la reforma electoral, o la modificación del Ministerio Público Fiscal. Sin temas fuertes, mejor seguir en ordinarias.

El presidente provisional del Senado y referente oficialista de la Cámara Alta, Federico Pinedo, lo negó. Frigerio tampoco lo da por muerto: “Tenemos otros temas para tratar fuera de las reformas, no de fondo. Lo definiremos en la semana”, dicen cerca del ministro. La agenda política del gobierno no tiene por ahora otro horizonte que las extraordinarias y grandes expectativas puestas en el discurso de Macri para la apertura de sesiones ordinarias (1 de marzo), que delineará los planes del gobierno para el año.

“Este año va a ser un año con mucha más economía que política. Lo fundamental es mostrar resultados. Hay que crecer, hay que bajar la inflación y hay aumentar el empleo, eso es lo central”, dijeron a “Río Negro” en la Casa Rosada. En año de ajustes tarifarios, el gobierno buscará con fuerza no incumplir, como los últimos dos, la meta de inflación de 15% para 2018. En 2016, su meta fue de 24%, pero la inflación anduvo en torno al 40% y el año pasado , la meta fue del 17% y la inflación llegó a casi el 25% .

En busca de inversiones y continuando el plan de “reinserción al mundo” que el gobierno planteó desde el primer día como eje central, Macri arrancará en una semana su agenda internacional. Es el año de Argentina como presidente pro tempore del G20, y anfitrión de unas 45 reuniones en todo el año, con la Cumbre de Líderes, en Buenos Aires en noviembre, como cierre.

El lunes 22 aterrizará en Moscú, donde tendrá el martes una bilateral con el presidente Ruso, Vladimir Putin. El 24, llegará a Davos, donde participará del World Economic Forum (WEF). El gobierno tiene buenas expectativas de reuniones con grandes empresarios y la posibilidad de anunciar inversiones en el país. En el 2016, Macri llevó a Sergio Massa, como apuesta para lideral al peronismo, de invitado. Este año, según dicen en presidencia, podría invitar a los gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y Salta, Juan Manuel Urtubey, ambos de buen diálogo con el Ejecutivo.

El presidente cerrará su gira en París, el 25 y 26. Con el mentado acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea como telón de fondo, Macri se reunirá con el presidente francés, Emmanuel Macron.

La seguridad
en los vuelos
Mauricio Macri recibió la semana pasada un informe de la Casa Militar, a cargo de la seguridad presidencial, en el que se le advirtió sobre los “serios riesgos” al volar por líneas aéreas comerciales, a pocos días de que emprenda su viaje por esa vía a Europa con visitas oficiales a Rusia, Suiza y Francia.
La advertencia se conoció cuando el gobierno aún no concretó la compra de una nueva aeronave oficial que reemplazará al histórico Tango 01 porque aguarda definiciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que depende de las Naciones Unidas, y de la Administración Nacional de Aviación Civil a cargo del procedimiento para la compra.
El informe sostiene que en los viajes al exterior en vuelos comerciales, hubo problemas en la custodia y recuerda que, en uno de los viajes, el presidente compartió un avión con “alguien que tenía antecedentes de narcotráfico”.
Contra el decreto “desburocratizador”
Margarita Stolbizer (GEN) pedirá a la Justicia que declare inconstitucional el DNU del presidente Macri con el objetivo de “desburocratizar” el Estado, por considerar que “afecta la división de poderes, vulnera derechos y modifica un centenar de leyes”. “No hay condiciones de necesidad ni de urgencia, requisito ineludible para la Constitución”, dijo la abogada Silvia Martínez, patrocinante de Stolbizer. El DNU abarca desde normativas aplicadas para empresas que incumplen con la legislación laboral, embargos directos sobre cuentas-sueldo, leyes fitosanitarias, venta de activos estatales y hasta la regulación de cuatriciclos.
Buenos Aires