Las obras en las bardas de Neuquén no estaban autorizadas

El Municipio de Neuquén reconoció que la empresa extendió sus trabajos al área natural protegida Parque Bardas Norte. Presentó un escrito ante la Justicia en el que aseguró que los azudes que se paralizaron son necesarios para un loteo y un barrio.

13 oct 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

“Los trabajos realizados por la firma Aspa en el área natural protegida Parque Regional Bardas Norte no se ajustan a lo requerido, fueron ejecutados en sitios que no fueron ordenados, con materiales que no fueron los encomendados”, reconoció la municipalidad de Neuquén, luego de casi un mes en que vecinos denunciara la presencia de maquinarias socavando la barda. Pero pese, a esto reclaman que se les autorice a finalizar las obras de azudes para evitar inundaciones.

Las declaraciones son parte de la documentación que presentó el municipio a pedido de la Defensoría del Pueblo, estando en vigencia una medida cautelar dispuesta por el juzgado civil 6.

El municipio informó además que se le pidió a la empresa la construcción de azudes como parte de las obras de infraestructura para prevenir inundaciones en el nuevo loteo Rincón del Río y en el barrio Rincón de Emilio.

“La ejecución de dichos azudes es fijada por la municipalidad y luego visados en ejercicio de su poder de policía. En mayo de este año la empresa presentó propuestas de obras pluvioaluvionales que no fueron aprobadas y se le determinó la forma de ejecución”, agregaron los representantes legales del intendente Horacio Quiroga, Ángel Quirinali y Fernanda Palladino.

Desde la Defensoría del Pueblo informaron que el Ejecutivo municipal, reconoció obras no autorizadas en el área natural protegida, pero también agregó que “las mismas son necesarias para el barrio Rincón de Emilio y Rincón del Río, razón por la cual solicitan el levantamiento parcial de la cautelar”.

En la documentación presentada, el municipio aclara que en la actualidad se está realizando el relevamiento del sector afectado por las obras con el fin de determinar el impacto ambiental y para restaurar el lugar.

La zona afectada, según un estudio in situ realizado por la Defensoría del Pueblo, es de 3.473 metros cuadrados que se encuentran dentro del perímetro del área natural protegida Parque Bardas Norte y por fuera de los límites de un sector que es propiedad privada.

El 29 de septiembre, un grupo de vecinos acompañados por el Colegio de Profesionales del Ambiente, denunció la presencia de máquinas en la barda que estaba realizando movimientos de suelo. Las obras pasan por un costado de un sendero deportivo y por dentro del área protegida.

La Defensoría del Pueblo recurrió a la justicia y la jueza civil Elizabeth García ordenó paralizar las obras y que el municipio presente la documentación sobre los trabajados ejecutados en la barda neuquina. La medida cautelar aun está vigente y la jueza deberá ahora resolver sobre la cuestión de fondo.

El tesoro de la barda

Parque Bardas Norte es parte del patrimonio ambiental de la ciudad y encierra bajo su arcilla y flora autóctona, un tesoro prehistórico. El área es parte de las formaciones Bajo de la Carpa y Anacleto, ambas del período Cretásico. Es el lecho de troncos fosilizados, helechos y vertebrados como serpientes y cocodrilos. También se detectó presencia de reptiles terrestres, dinosaurios saurópodos y terópodos y huevos de diversas especies.

“Esta falta de profesionalismo demuestra la necesidad de que intervengan especialistas en la temática ambiental”.
Martín Islas, integrante del Colegio de Profesionales del Ambiente.
El área de la barda afectada por las máquinas es de 3.473 metros cuadrados dentro del perímetro de una zona intangible con historial paleontológico.
Fracasó la restitución de las tierras del Rincón Club

Los bloques de concejales oficialistas y los ediles del MPN votaron en la sesión de ayer en contra de un proyecto de ordenanza que declaraba la caducidad del contrato del Rincón Club de Campo con el municipio y se restituyan las tierras que ocupa la cancha de golf. La norma creaba en esa zona el área natural protegida Parque Municipal Agreste.

“Nos llama la atención la discriminación hacia algunos sectores de la sociedad porque son muy rápidos para ir a la Justicia contra los vecinos más necesitados, y con un country, donde viven los vecinos más poderosos de la ciudad, pasan años sin que nadie tome cartas en el asunto”, sostuvo el concejal del Frente y la Participación, Luis Durán.

El concejal Fernando Schpoliansky, en uso de licencia política, se sumó y dijo que “la votación de hoy (por ayer) deja en claro que la preocupación de los concejales del MPN por Parque Norte es netamente electoral y circunstancial” y opinó que “se enojan por la destrucción de la barda para sumar críticas a Quiroga, pero cuando debieron defender la restitución de las tierras que ocupa ilegalmente Rincón Club de Campo, se olvidaron del área protegida, de los corredores, de los miles de vecinos que disfrutan el parque público y todos los concejales del MPN junto a los de Cambiemos votaron para que el barrio privado siga haciendo de uso exclusivo.

Neuquén

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.