Desde la cumbre de la ladera Norte se tiene el lago Nahuel Huapi a los pies. (Foto: Alfredo Leiva)
Voy

A descubrir los secretos de la cima del cerro Catedral

El cerro visto desde lo más alto. Una recorrida por el tramo superior de la montaña y sus increíbles pistas de cara a lagos y cumbres. No es solo para esquiadores avezados: también los peatones lo disfrutan.

Las tablas son las que mandan en la cima del Catedral. El deslizamiento por el filo de la montaña en la pista Panorámica es uno de los mayores placeres para los esquiadores y snowboardistas que tienen como telón de fondo la Cordillera de los Andes y el lago Nahuel Huapi a sus pies. Y la buena nieve que es protagonista en el arranque de la temporada conduce a todos a este sector de la montaña.

La travesía por Panorámica parte desde la salida de la telesilla Nubes (zona centro de la montaña), el punto más alto del Catedral a 2.100 metros sobre el nivel del mar, y atraviesa un extenso tramo hasta la mítica Piedra del Cóndor donde cuenta la leyenda que a principios del siglo XX anidaban los cóndores de la cordillera. Es una pista roja para esquiadores avanzados.

El recorrido pasa por las salidas de las sillas Punta Nevada, Lynch y La Hoya por lo que se puede tomar en cualquier parte del recorrido aunque los aventureros recomiendan el tramo completo para contemplar el paisaje imponente y disfrutar del camino.

“Panorámica recorre todo el filo con vista a los lagos y la cordillera. La zona de Nubes es una de las preferidas de los esquiadores porque llegás al punto más alto y desde allí parten pistas de todos los niveles”, destacó Belén Jonsson, referente de Comunicación Institucional de Catedral Alta Patagonia y amante del esquí desde los 3 años.

Esta pista Panorámica atraviesa uno de los puntos emblemáticos de la montaña, el refugio Lynch, que este invierno reabrió con nueva propuesta gastronómica (ver aparte). En ese punto, donde llega la silla del mismo nombre, pueden acceder tanto esquiadores como peatones a los que se los puede encontrar en un plano detrás del parador tomándose fotografías o arrojándose bolas de nieve.

Clic. La montaña también es divertida para peatones. (Foto: Alfredo Leiva)

Allí este invierno se sumó un personaje particular: un pequeño zorro domesticado que deambula por la cima del cerro. El animal que parece amigable ha sido fotografiado y filmado por cada turista que llega a la cumbre y se convirtió rápidamente en las redes sociales en una especie de mascota.

¿Cuánto cuesta?

$ 2.240
es el valor del pase de esquí diario de media temporada que comenzó a regir ayer.
$ 400
cuesta la hamburguesa con cebolla, cheddar, panceta ahumada, lechuga, tomate y jamón en el Refugio Lynch.

En la ladera Norte, por donde se asciende a través de la telesilla Séxtuple (esquiadores) y por el Cablecarril (peatones) las experiencias son múltiples y permite disfrutar de la nieve no solo a los que realizan deportes invernales sino también a los que optan por contemplarla.

Para los que ya avanzaron en su aprendizaje en el esquí o snowboard, en este sector pueden descender de manera sencilla por la pista Lynch que es azul (intermedia) y tomar Punta Nevada o el camino ABC Norte. Las opciones son amplias si se observa el mapa de pistas.

El Cablecarril. Parte de la base y tarda 10 minutos en llegar arriba con 25 pasajeros. (Foto: Alfredo Leiva)

En el Cablecarril, que es el medio de elevación más antiguo del cerro con 69 años de funcionamiento y con capacidad para transportar a 25 pasajeros, los peatones se encuentran un personaje entrañable de la montaña: Orlando Villanueva, un histórico del cerro que trabaja desde 1983.

Orlando, con destacada amabilidad, recibe a los turistas que por primera vez ascienden al Catedral y tiene una multifunción en este viaje de poco más de 10 minutos hasta la estación superior (ubicada a 3 kilómetros de distancia): oficia de fotógrafo ante el pedido de los turistas antes de subir a la cabina, relata alguna historia de la montaña y a los curiosos que preguntan le puede contar anécdotas de otras épocas.

La vista desde la cabina del Cablecarril deslumbra a cualquiera a medida que asciende porque desde allí se tiene un panorama casi completo de los 120 kilómetros esquiables del cerro, se puede ver en detalle algunas pistas e incluso las que transitan por el medio de bosques, el curso de un arroyo y el paisaje del entorno. Un plan insuperable para los que quieren conocer el cerro Catedral desde el aire.

Refugio Lynch, un ícono que se renueva

El Refugio Lynch es un emblema del cerro Catedral y este invierno trae una propuesta renovada en gastronomía y atención.

Un cafecito en el paraíso y ventanales para dsifrutarlo. (Foto: Alfredo Leiva)

Martín Díaz Varzilio y Maxi Martínez Almudevar traen al parador que cumple 75 años, un aire fresco y un toque bien gourmet.

“Lynch es un ícono de Catedral y nos entusiasmó el hecho de poder ofrecer una propuesta distinta en la que traemos un poco de nosotros que trabajamos hace 20 años en Bariloche en emprendimientos turísticos y eventos corporativos, y toda la experiencia gastronómica de Martín Molteni”, relató Martín quien remarcó que la carta que preparó el reconocido chef –que ahora incursiona con una nueva propuesta en el CCK en Buenos Aires– es una “cocina de ollas”.

El Refugio Lynch cumple 75 años de existencia en la cumbre del cerro. (Foto: Alfredo Leiva)

En la carta con un toque gourmet, quien llegue a Lynch podrá encontrar platos para el “carancheo” (para picar y compartir) como el queso brie fundido, focaccia, pickles y conservas ($ 600), cocina a la olla como la carbonada de cordero con maíz, zapallo, batata y salsa (450) o la estrella del menú, una bondiola de cerdo con miel de especias, crema de zapallo y papas rotas ($ 550).

También hay ricas opciones para acompañar el café Nespresso ($ 80) y el chocolate caliente ($ 120).

“La experiencia Lynch tiene que durar entre 30 y 40 minutos para el esquiador que quiere comer rico, rápido y entrar en calor para seguir disfrutando del cerro”, enfatizó Martín al tiempo que valoró la atención de las 18 personas que estarán en el refugio este invierno quienes harán lo posible para que “la gente se sienta contenida y bien atendida”.


Comentarios


Más Especiales

A descubrir los secretos de la cima del cerro Catedral