Siete propuestas para disfrutar de las vacaciones en Bariloche

¿Por dónde empezar? Son tantas las posibilidades que lo mejor es planificar: aquí, una guía de opciones para que puedas armar tu mejor plan.



Agencia Bariloche

Invierno es sinónimo de nieve en Bariloche. Está el centro de esquí más grande de Sudamérica, hay parques para hacer caminatas con raquetas, trineos, donas, circuitos en motos de nieve o cuatriciclos, paseos en 4x4 pero además hay decenas de alternativas para disfrutar en vacaciones y que la lluvia, la nieve y el frío cordillerano no frenen las ganas de conocer.

1. Catedral (para los que no esquían). El plan de nieve tiene tantas alternativas que se necesita al menos una semana de vacaciones en Bariloche en invierno. Para los que no esquían el cerro Catedral cuenta con un parque para que chicos y grandes jueguen con la nieve. Una actividad singular y que solo se da en Catedral es el snowwbmx que es una bicicleta adaptada ya que en lugar de ruedas tiene una tabla similar a la de snowboard y con esa base es fácil de deslizarse. Es estable y segura y tiene un circuito especial en la montaña (el precio todavía no está disponible).


2. Cerro Otto. También en el cerro Otto hay varias opciones en el complejo del Teleférico donde hay pistas de trineo para adultos y para chicos por separado, con todas las medidas de seguridad, y un paseo por el bosque por donde caminar con raquetas en los pies. El pase para ascender en Teleférico tiene un costo de $ 800 ($500 menores y adultos mayores) y las actividades extras en la cumbre, $ 300.

En los dos casos se combina con un corto paseo en el Funicular de la Cumbre, un vagón sobre rieles en altura.


3. Los paseos lacustres son un clásico todo el año. Las excursiones se realizan en catamaranes con buena calefacción para contemplar el paisaje del lago Nahuel Huapi desde el interior aunque siempre está la opción –para los más osados– de salir al aire libre. Uno de los destinos es Puerto Blest en el extremo del lago donde crece una vegetación de selva valdiviana.

Otro plan es tomar el paseo que tiene una parada en la Isla Victoria (donde se desciende y se realiza una caminata) y otra en el Bosque de los Arrayanes (también se realiza un trekking). El costo es de $ 1960 (con Turisur hay descuento con Club Río Negro y planes familiares).


4. Canopy. Para los aventureros, el Canopy, una forma de volar por la copa de los árboles de manera segura, es un plan que no se suspende por lluvia y que funciona los 365 días del año. La actividad se realiza en el Cerro López con horarios fijos a las 9:45 y a las 13:45 por $ 1300 ($ 1800 con traslado desde el hotel o cabaña). No se requiere experiencia previa y es divertido para compartir en familia o con amigos.


5. El city tour.Es una buena alternativa para conocer distintos rincones de la ciudad a bordo de un “tren” con ruedas.

El paseo parte a pocos metros del Centro Cívico y tiene varios horarios por día con un recorrido de una hora que incluye circular por barrios que ofrecen increíbles vistas panorámicas y tienen historias para descubrir, además de una pequeña visita a una fábrica de chocolate.

El costo es de $ 500 para adultos y $ 400 niños menores de 12 años y jubilados.

6. El llamado walking tour es tendencia en todo el mundo y una opción de alta demanda desde que el guía Diego Bonardi inició con esta experiencia en Bariloche.

Hay circuitos referidos a la “huella Alemana” o “los 10 secretos de Bariloche” pero para afrontar el frío el más indicado del invierno es el paseo de los “Sabores” en el que se puede degustar parte de la gastronomía barilochense desde ahumados, empanadas de productos regionales, elaboraciones con rosa mosqueta, helados y cervezas. Tiene un costo de $ 800 y no se suspende por lluvia.

7. Gira gastronómica. En esta materia Bariloche tiene propuestas para conocer de primera mano y con un recorrido guiado la elaboración de la cerveza artesanal que es uno de los sellos de la ciudad.


Las microcervecerías de Berlina en Colonia Suiza y Patagonia en el Circuito Chico tienen estos planes para visitantes con inscripción previa.
Además hay un circuito cervecero en el centro donde una decena de fábricas tienen sus propios bares. La pinta de cerveza artesanal cuesta $ 130.


Comentarios


Siete propuestas para disfrutar de las vacaciones en Bariloche