Abandonaron maniatado a un taxista en plena barda

Ocurrió ayer a la madrugada en el norte de Roca. Un delincuente le robó el auto, que luego fue hallado.

ROCA (AR).- Un taxista roquense vivió una verdadera odisea, luego de ser abandonado durante la madrugada en plena barda y maniatado con alambres. El chofer fue encontrado ocho horas después del asalto, luego de llegar caminando al barrio Islas malvinas de Roca y avisar por teléfono de que estaba a salvo.

El ataque lo protagonizó un solitario delincuente, quien tras reducir a su víctima, se llevó dinero y el taxi que fue encontrado también en la zona de bardas, ubicadas al norte de Roca.

La víctima fue identificada como Carlos Cifuentes, chofer de un taxi de la empresa Peso.

Según información policial, después de la medianoche Cifuentes levantó a un pasajero en la intersección de Mitre y Buenos Aires.

El supuesto cliente llevaba una gorra, e inmediatamente le habría exigido al chofer que se dirigiera a la zona de bardas, mientras lo amenazaba con un arma de fuego. también cubrió parte de su rostro al subirse el cuello de la campera o buzo.

Allí comenzó el calvario para Cifuentes, quien sin embargo no sufrió golpes, aunque sí una gran incertidumbre durante todo el trayecto, ya que no sabía si el delincuente iba a disparar o no.

Tras varios kilómetros recorridos, el malviviente le ordenó que detenga la marcha y que descendiera del auto. Allí le ató las manos con un alambre y lo abandonó en medio de la nada y en plena noche.

Se llevó 75 pesos

Mientras tanto, el delincuente se apropiaba de 75 pesos que correspondían a la recaudación de Cifuentes, y huyó con el Renault Clio taxi.

La preocupación comenzó a ser grande cuando desde la base no se lograban comunicar con su chofer. Fue así que dieron aviso a la policía y se inició un rastrillaje. Los uniformados tenían como dato el lugar donde Cifuentes levantó al pasajero y aparentemente hacia la zona donde lo había trasladado.

Fue así que durante la madrugada se inició la búsqueda, aunque no aparecía ni el taxi ni la víctima.

Recién algunas horas después de la salida del sol, se logró conocer el paradero del buscado, ya que alrededor de las 8.30, efectivos de la comisaría 31 recibieron una comunicación telefónica donde avisaban que Cifuentes había llegado al barrio Islas Malvinas.

Allí se constató que no había sufrido lesiones, pero lógicamente estaba nervioso por lo que le había tocado vivir, especialmente tras pasar la madrugada maniatado en el medio del campo.

No muy lejos del lugar donde Cifuentes dijo que había sido obligado a descender, hallaron el Renault Clio. El delincuente le había sacado la rueda de auxilio y el equipo de comunicaciones.

Los investigadores tratan de establecer si otro vehículo fue utilizado para que regrese el delincuente con el botín, ya que sería prácticamente imposible que regrese a Roca con una cubierta en la mano.


Comentarios


Abandonaron maniatado a un taxista en plena barda