Acompañar a los estudiantes con herramientas fundamentales

El Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA) repartió la semana pasada 401 becas de ayuda económica. A esto se sumaron las entregas de notebooks, la carga de datos a celulares y el funcionamiento del comedor.

La entrega de notebooks, una de las herramientas que se utilizaron para garantizar el cursado de los estudiantes.

La entrega de notebooks, una de las herramientas que se utilizaron para garantizar el cursado de los estudiantes.

En concordancia con las medidas adoptadas desde el inicio de la pandemia, el Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA) avanzó en la distribución de herramientas de ayuda económica para sus alumnos. Durante la semana pasada, el Instituto entregó 401 becas a estudiantes de distintas sedes.


Para la entrega se realizó un acto virtual con más de 150 participantes, entre ellos el rector Armen Grigorian; el vicerrector Pablo Ais; la Prosecretaria de Extensión Cultural y Bienestar Estudiantil, Alexandra Paolini. Vale recordar que el IUPA ya lleva destinados más de 13 millones de pesos en este tipo de herramientas.

Las becas serán entregadas retroactivamente a abril y seguirán hasta diciembre de este año, por lo que se invertirán más de 10 millones de pesos. Cada estudiante recibirá 3 mil pesos mensuales en su cuenta bancaria. Este programa se realiza anualmente, de la misma forma que se llevan adelante la asistencia en conectividad o el comedor, por ejemplo.

El rector Grigorian aseguró durante el acto que “la beca no es un subsidio, es una ayuda para que puedan estudiar y, cuando terminen, puedan ofrecer su conocimiento y sus servicios a la sociedad”, al tiempo que alentó a los estudiantes a “no dejar el espíritu creativo”.

“Los criterios que tomamos para la selección de las becas son socioeconómicos y académicos. En lo socioeconómico, tomamos distintas variables que luego se van ponderando: los ingresos de cada uno de los estudiantes, la vivienda en la que se encuentran, la condición de su actividad laboral, la cobertura de salud, si tienen personas a cargo y la distancia en la que se encuentra respecto al IUPA. Cada uno de estos indicadores nos dan un criterio de ponderación para la selección”, explicó Alexandra Paolini, Prosecretaria de Extensión y Bienestar Estudiantil.


Hay que resaltar que el IUPA continuó con la tarea del comedor universitario que, por cuestiones sanitarias, solo realiza entrega de viandas con alrededor de 200 platos por día. Esto representó, para el primer cuatrimestre, un millón y medio de pesos.

“Desde el año pasado también implementamos la asistencia de conectividad, algo que no estaba en ninguno de los reglamentos. Y este año se realizó de una forma más ordenada, prolija y con convocatoria. El año pasado fue más caótico todo, evaluábamos los casos a medidas que nos iban llegando. Este año se hizo una convocatoria para la asistencia por datos móviles y por computadoras. El año pasado se hizo una inversión de más de 2 millones de pesos en notebooks, algunas destinadas a docentes y otras para estudiantes. Aquí las variables para la selección también son socioeconómicas y académicas”, afirmó Paolini.

Al respecto, la institución entregó 30 notebooks, adquiridas con presupuesto propio, que se prestaron en comodato a estudiantes, lo que representó una inversión de $1,100,000. En otros casos, la universidad dispuso la carga de datos móviles en celulares de estudiantes, que utilizan ese dispositivo para tomar sus clases. Así, se cargaron 5 teléfonos con $450 durante 3 meses, lo que implicó unos $6750 de inversión. Dato importante: en junio se abrirá nuevamente la convocatoria a estudiantes que necesiten carga de datos para su continuidad académica.

“En materia de bienestar, desde el área de Extensión esperamos poder mantener y continuar con estas inversiones en asistencia a los estudiantes”, cerró Paolini. Así, el IUPA se prepara para la segunda mitad del año y mira con optimismo hacia el 2022.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Acompañar a los estudiantes con herramientas fundamentales