Admiten un hábeas corpus por la situación del penal de Bariloche

La jueza de Ejecución Penal ordenó que se cierre una celda debido a la inhabilitabilidad de las instalaciones. Notificó al Servicio Penitenciario que se implementen topes para evitar el hacinamiento en algunos sectores del complejo barilochense.





La jueza de Ejecución Penal de Bariloche, Sandra Ragusa, admitió el hábeas corpus que habían presentado defensores oficiales, acompañados por el fiscal de ejecución penal Guillermo Lista, y ordenó la clausura de la celda 24 del penal 3 de esta ciudad. Ordenó que los tres internos alojados en ese espacio sean reubicados en otro lugar de la unidad penitenciaria hasta que se hagan las reparaciones necesarias.

Además, notificó -en la resolución que dictó el viernes- a las autoridades de la cárcel local y al director del Servicio Penitenciario de la provincia, Hugo Cecchini, implementar topes para evitar el hacinamiento de internos en algunos sectores de la unidad penitenciaria, que están con sobrepoblación.

Advirtió que en la celda 1 Hall “no podrán alojarse más de 8 internos”. También, agregó, “deberán terminar las reparaciones de la celda 1 del Pabellón 1 para tornarla habitable”.

“Hasta tanto se determine el cupo de habitabilidad por celda de manera actualizada y con exactitud derivada de procedimientos técnicos, no podrá excederse la ocupación que determina la razonabilidad, en el caso: en pabellones 1 y 2 cuatro personas por cada celda, en celda 19 un máximo de ocho personas; en celda 18 un máximo de cinco personas; en celda 20 un máximo de ocho personas”, determinó la jueza de Ejecución Penal.

Dispuso que “deberán colocarse inodoros en todas las celdas que tienen las instalaciones sanitarias para tales fines”.
Y ordenó a la dirección provincial del Servicio Penitenciario “la realización de las obras que ha dictaminado como necesarias el Ministerio de Obras y Servicios Públicos mediante informe pericial”, que figura en el expediente.

Los defensores oficiales plantearon en el hábeas corpus que desde el 23 de julio pasado se encontraban tres internos “encerrados en una celda sin luz solar, denominada “buzón”, sin posibilidad de acceder al patio o a espacios abiertos, ni agua para bañarse, y en donde se les brinda alimentación en forma esporádica, lo que constituye un agravamiento ilegal de sus condiciones de detención que debe cesar inmediatamente”.

El hacinamiento es por sí mismo una condición que agrava de manera ilegítima las condiciones de detención, además de tornar todavía en una misión más ardua la resocialización de las personas privadas de su libertad”,

Sandra Ragusa, jueza de Ejecución Penal de Bariloche.

El martes, los defensores oficiales y Lista visitaron el penal de la ciudad para constatar las condiciones de detención y advirtieron que en algunas celdas había internos hacinados por el doble de la capacidad. Por eso, varios debían dormir en el piso o improvisadas cuchetas por falta de espacio.

Lista comentó ayer que ese día había 136 personas detenidas, en un penal que no tiene espacio suficiente. “Las autoridades del penal hacen lo que pueden porque entran todo el tiempo personas detenidas y las tienen que recibir”, observó el fiscal.

A eso se suma otro problema. Para mantener la paz social puertas adentro no pueden reubicar presos en cualquier celda o pabellón porque hay grupos enfrentados. Y hay internos que con tal de que no los trasladen a otro penal de la provincia prefieren soportar esas condiciones de detención que no cumplen los estándares establecidos en las normas vigentes.

Ragusa dijo que ha sido imposible hasta la fecha establecer el cupo actualizado de internos del penal 3. Por eso, afirmó en la resolución que “hasta tanto no se determine fehacientemente el estado de cada sector del EEP 3 y las condiciones de habitabilidad real, no podremos determinar la cuota de ocupación del Establecimiento”.

Destacó, sin embargo, “el compromiso y real interés que demuestran las autoridades del Establecimiento Penal de Bariloche de manera permanente para superar las dificultades, mas la realista y razonable denuncia del Ministerio Público excede toda actitud positiva y requiere, como instaremos en el caso, decisiones de fondo que necesariamente deberán incluir en algunos casos provisión de recursos”.

El secretario de Justicia de la provincia, Mariano Sacchetti, había afirmado a finales de julio pasado a Río Negro que la cárcel de Bariloche no estaba colapsada. Es más, aseguraba que el servicio penitenciario brindaba un “buen servicio de comidas, talleres. Siempre se puede mejorar, es lo que tratamos de hacer”, expresó. “Cumplimos con todo. Tenemos educación, tenemos talleres de trabajo”, agregó.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Admiten un hábeas corpus por la situación del penal de Bariloche