Aniversario de Bariloche: "Estamos llevando la mirada hacia el Este"

El intendente Gustavo Gennuso asume convivir con la pandemia sin frenar los proyectos que incluyen el crecimiento de Bariloche, que hoy celebra 119 años. Destacó la solidaridad a nivel empresarial y de los vecinos.

El intendente Gustavo Gennuso tiene como uno de los ejes de su gestión la planificación estratégica de Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

El intendente Gustavo Gennuso tiene como uno de los ejes de su gestión la planificación estratégica de Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

Gustavo Gennuso lleva cinco años, cuatro meses, tres semanas y cuatro días como intendente de la ciudad. Ganó dos elecciones y se lo ve tranquilo en su despacho de la torre del Centro Cívico. La pandemia trastocó su gobierno, como a todo el mundo, pero rescata la pequeña recuperación económica de la temporada de verano y la decisión de mantener las grandes obras en marcha.

Vive desde siempre en el Oeste Cercano pero su mirada de ingeniero está puesta en el Este, donde deberá crecer indefectiblemente la ciudad, a la que observa a punto de iniciar el recibimiento de una nueva camada de pobladores, gente del mundo tecnológico, con empleo y salarios medios.

El intendente habló el jueves por la tarde con RÍO NEGRO:

P: Usted que viene de la militancia social ¿cree que esta pandemia logró sacarnos algo bueno?

R: Sí, lo veo, lo veo en las vecinas y los vecinos, lo veo en la atención, en buscar que nadie tenga hambre, en buscar las soluciones en la pandemia. A mí no me han llegado tantos mensajes de los que están en problemas como de los que están a su lado. Y las organizaciones que están trabajando en ser solidarias con el resto, mucha junta vecinal, mucho dirigente, y el vecino común también. Así como nos han pasado cosas malas, también nos pasaron cosas buenas. Nos ha sacado el egoísmo, pensar sólo en nosotros, el miedo…

P: Mezquindades.

R: Muchas mezquindades. Muchas veces se lo atribuyo a la incertidumbre, al miedo que tiene la gente, al no poder mantener un trabajo, tener su negocio. Eso saca cosas que no nos hacen pensar en el conjunto de la sociedad. Muchas veces dije que si pensamos en el cuidado (siempre hablo de la ética del cuidado de Leonardo Boff), hacemos una sociedad mejor.

P: El turismo es una actividad esencialmente capitalista…

R: La ciudad vive del turismo en gran parte y se bancó casi nueve meses sin trabajar. Si no hubiera habido actitudes solidarias ahí, no habríamos sobrevivido, más allá de los aportes del Estado, lo que haya puesto el municipio, el gobierno nacional, la provincia. Hubo mucha solidaridad entre pares, entre empresas, entre trabajadores, que aceptaron un ATP, una reducción de salarios; se dieron cuenta de que esa es la manera de mantener las fuentes de trabajo.

Gustavo Gennuso hizo una valoración positiva de la actividad turística del último verano. Foto: Alfredo Leiva

P: No podemos decir que el verano fue de recuperación, pero si de señales muy positivas.

R: Muy positivas. Podemos decir que empezaron a pagarse los créditos y que el trabajador tuvo un sueldo digno que le venía del convenio colectivo y no de la ayuda estatal. Quizás desde el punto de vista monetario faltó, pero desde el punto de vista de la dignidad de las personas estuvo muy acorde, que se pueda trabajar, que los empresarios desarrollen su actividad. Un buen verano.

P: No es la primera vez que Bariloche enfrenta un problema que le pega de lleno al turismo (cenizas, hanta, gripe A), ¿se ratifica un tesón especial para salir adelante?

R: ¿Sabe cuándo lo vi? En el Bariloche a la Carta: ¿Qué estamos haciendo?, ¿después de la que pasamos estamos haciendo un evento para todo el país? Acá está la fuerza de Bariloche, acá decimos “estamos vivos”. Ahí vi el tesón del barilochense. Y desde el Estado municipal, la clave es convivir con la pandemia pero no parar los grandes proyectos. Con la ayuda de la provincia y el Estado nacional, estamos dejando un montón de obras para Bariloche en un momento impensado. Las redes de gas de los barrios más importantes de los que más lo necesitan, redes de agua nuevas, estamos iniciando obras como el camino a Colonia Suiza o la avenida Bustillo que van a ser fundantes para Bariloche. Hay que hacer un corte a veces y mirar lo estratégico.

P: Hoy nadie se animaría a cuestionar la tasa al turista, ¿no?

R: Se animan, se animan. Cada vez avanzamos más. Hoy empezamos a hacer un espacio público, más que una plaza, muy amplio, ahí en la ruta 40 entre Beschtedt y la escuela La Llave. Va a tener un anfiteatro, canchita de fútbol. En el Centro Cívico estamos soterrando los cables, es una obra de 20 millones de pesos. Hay que tener decisión de gastarlo en cosas que no se ven.

P:¿Hay un prototipo del empresario barilochense y del barilochense antiempresario?

R: Eso es más nacional. Hay una manera de comprender la realidad en blanco y negro, que no es lo que la realidad es. Lo he visto en otros lugares. Hay empresarios buenos y malos, lo mismo que los trabajadores; tiene que ver más con la humanidad. Después hay un sistema que pone las reglas de juego. Eso ocurre en todos los ámbitos humanos.

P: Eso es muy cristiano.

R: Puede ser.

P:¿Cómo anda con la fe?

R: Bien, no soy una persona practicante…

P:¿Lo ayuda a pasar estos momentos la fe?

R: Sí, porque me quita omnipotencia. No me hace pensar que lo puedo todo yo, que preciso acompañamiento. Eso es bueno.

P:¿Siempre se da cuenta de eso?

R: Nooo, a veces uno se va a la miércoles.

P: La gobernadora también es una persona espiritual.

R: Sí. Hemos hablado. Ella tiene otra práctica. Hemos charlado la importancia que tiene el ancla espiritual, sea religiosa o no. Mirarse uno mismo. Si no, podemos pensar que uno está por encima de las cosas y no es así. Siempre hay que pedir ayuda: al Cosmos, a Dios, a lo que sea, a la energía.

P: A la energía nuclear.
R: (Se ríe)

P:¿Cómo combina el espíritu con la energía nuclear?
R: Yo vengo del ámbito de la tecnología. Cada vez que uno hace una intervención tecnológica, propone un cambio en el ambiente; está después el hombre si lo usa para bien o para mal. Se puede producir un virus (no digo que sea este caso) o producir una vacuna.

P: Hablemos del polo tecnológico.

R: Ahí pasaron también cosas buenas. Se va a hacer una incubadora (de inversiones) que es muy bueno porque le empieza a poner una impronta local a un parque que tiene que ver con Bariloche y su esencia. Fíjese que mucha empresa tecnológica está buscando que su gente viva en Bariloche.

P: Hay una tendencia en la búsqueda de la Patagonia como lugar para el teletrabajo.

R: Sí, en agosto de 2020 nos reunimos con el sector de desarrolladores inmobiliarios para plantearles que estábamos viendo que había empresas que querían que su personal quería venirse a la Patagonia. Profesionales, de clase media. Y tenemos que empezar a pensar en un desarrollo ordenado para una nueva población, así que lo estamos trabajando.


P: Es un sector sin conflicto social, buenos ingresos…

R: Yo participio de la Red Argentina de Cambio Climático y ahí vemos que cada vez más gente va a vivir en la Patagonia porque es uno de los lugares donde menos impacta el cambio climático. Y en los próximos 50 años vamos a tener una migración. Por eso hay que repensar la ciudad. Hay que llevar la mirada hacia el Este si queremos hacer una ciudad ordenada.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Aniversario de Bariloche: «Estamos llevando la mirada hacia el Este»