Argentina le ganó a Uruguay con fútbol y personalidad

Con una gran tarea del zapalino Marcos Acuña en el lateral izquierdo, el equipo de Scaloni derrotó a la Celeste con gol de Guido Rodríguez.

Luego de un debut con gusto a poco y empate contra Chile, la selección nacional derrotó 1-0 a Uruguay por la fecha 2 de la Copa América. El zapalino Marcos Acuña volvió a ser titular.

Fue uno de los tres cambios de la defensa, mientras que en el medio entra Guido Rodríguez por el lesionado Leandro Paredes. Nahuel Molina jugó por primera vez en el lateral derecho por Gonzalo Montiel y Cristian Romero volvió en la zaga por Lucas Martínez Quarta.

Crónica

A los 6', Argentina tuvo la primera chance con un remate de Lionel Messi que Muslera sacó hacia su costado y en el rebote no pudo empujar Lautaro Martínez. Al toque, un frentazo de Romero fue bien contenido por el arquero uruguayo.

Sobre los 12', Messi lustró la lámpara en la salida de un córner y su centro al segundo palo encontró el cabezazo al gol de Guido Rodríguez. El testazo del volante central pegó en el palo y entró claramente, pese a que Muslera intentó sacarla.

Argentina justificó la diferencia porque fue más punzante que su rival en los primeros 20'. Hubo algunas imprecisiones en la salida defensiva, pero la ventaja se correspondió con el desarrollo.

Iban 26' cuando Cavani intentó fabricar un penal de Rodríguez que no fue pero los uruguayos pidieron con vehemencia. En esa misma jugada, Messi armó un gran contragolpe y Molina no pudo aumentar la cuenta porque se encontró con otra atajada de Muslera.

Las imprecisiones de Lautaro Martínez, de flojo primer tiempo, privaron al equipo de Scaloni de generar más oportunidades claras. Del otro lado, la Celeste expuso sus limitaciones para elaborar juego colectivo y así se fueron al descanso.

En el complemento, el trámite fue más parejo aunque Uruguay se acercó apenas con pelotas paradas y centros lejanos. Scaloni movió el banco por la lesión de Lo Celso y el bajo rendimiento de Lautaro, pero el equipo sintió el desgaste. Óscar Tabárez hizo lo propio y puso jugadores más intensos como Nahitan Nández y Matías Vecino, o más ofensivos como Brian Ocampo.

Argentina llegó mucho menos que en la primera parte y la Celeste intentó con una tijera muy desviada de Suárez a los 29'.

De todas formas, el conjunto argentino le pasó cerca al segundo con algunas apiladas de Messi que no terminaron en gol por errores de sus compañeros o del propio capitán de la selección en la puntada final.

El pitazo de Wilton Sampaio determinó la victoria de Argentina, que tuvo solidez, personalidad y fue el que quiso ganar el partido.

Párrafo aparte para la gran actuación de Marcos Acuña, cuyo ingreso fue uno de de los cambios que hizo Lionel Scaloni para este partido por Nicolás Tagliafico en el lateral izquierdo. Una vez más, el Huevo fue requerido y aportó lo que el equipo necesitaba. No perdió ningún mano a mano y fue muy sólido en la marca. Al mismo tiempo, mostró sobriedad en la posesión de la pelota y varias de sus proyecciones terminaron en corners a favor.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Argentina le ganó a Uruguay con fútbol y personalidad