Asesinan en Neuquén a un hombre de Roca

La víctima era conserje de un hotel; hay varias hipótesis.



NEUQUÉN (AN).- Un hombre fue herido de diez puñaladas y abandonado en la zona de la meseta, adonde lo encontraron agonizando ayer a la mañana. Murió poco después en el hospital. Se trata de Domingo Toribio Martínez, de 48 años, recepcionista del hotel Bristol de Roca. Había sido visto por última vez el lunes a las 22 en su ciudad, y al parecer tenía planeado concurrir a la casa de unos amigos para comer un asado, pero nunca llegó. El crimen está rodeado de misterio. Según informaron fuentes allegadas a la investigación, ayer a las 2 de la mañana la Policía encontró su Volkswagen Voyage volcado en jurisdicción de la Comisaría 21º del barrio Melipal. En el interior estaba la documentación a nombre de Martínez. También había elementos personales que podrían tener alguna relación con el móvil del homicidio. Pero a esa hora de la madrugada la policía sólo tenía un auto volcado y ningún rastro del dueño. A las 7 de la mañana, el empleado de una empresa petrolera asentada en el Parque Industrial que iba caminando a su trabajo divisó un cuerpo tirado a unos 300 metros de la planta del EPEN. Llegó a su trabajo, habló con el guardia de seguridad y fueron los dos juntos hasta el lugar. Allí comprobaron que el hombre aún vivía y llamaron a una ambulancia, que lo trasladó al hospital, donde falleció. Estaba indocumentado, de modo que se ignoraba su identidad. Más o menos a la misma hora, Rosa Morales, hermana de la víctima, se presentó en el destacamento del barrio Bagliani de Roca a denunciar la desaparición de Domingo. Dijo que no resultaba habitual una ausencia tan prolongada de su hermano, que no había ido a comer el asado como había dicho y que se había ido en su Volkswagen Voyage patente LBJ 071. Cuando esta información fue compartida con la policía de Neuquén, el círculo se cerró: los investigadores pudieron asociar el cuerpo con el auto que había aparecido volcado horas antes. De acuerdo con la autopsia, Morales recibió diez puñaladas en el abdomen, los muslos y el cuello. Habría sido con un solo cuchillo de grandes dimensiones. Se ignora cuál fue el lugar del crimen. La especulación es que una vez malherido lo cargaron en el baúl de un automóvil y lo llevaron hasta la meseta. Al parecer lo depositaron sobre un cartón que luego arrastraron unos metros.


Comentarios


Asesinan en Neuquén a un hombre de Roca