Así envejeció un trabajador de la Salud en el año de pandemia

Un enfermero español compartió en redes sociales cómo se modificó su fisonomía, a partir del trabajo en la primera línea de Cuidados Intensivos. La imagen sorprendió.




Tal como su nombre lo indica, la pandemia ha afectado enormemente a todos a nivel mundial; ni hablar si se trata del persona de salud, que lo han dado todo para evitar que la mortandad sea en índices mayores. Y ese desgaste pasa factura en el físico de quienes están en la primera línea de atención sanitaria.

Esta historia nos lleva a España, pero fácilmente puede ser reconocida en nuestros lugares. ¿Por qué? Porque un enfermero de ese país decidió mostrar cómo cambió su fisonomía, consecuencia de la falta de descanso y de herramientas para abordar esta situación.

Se trata de Víctor Aparicio, un "enfermera" según su propia descripción en redes sociales, que trabaja en el área de Cuidados Intensivos. Mediante dos fotos publicadas en su cuenta de Twitter, el profesional mostró la huella del coronavirus en su aspecto.

"Un año separan estas dos imágenes. Creo es evidente el cambio exterior. No os imagináis el interior", escribió el profesional en el tuit que acompaña con las dos imágenes.

La primera de ellas corresponde, según él mismo relata, a una entrevista que le hicieron un año atrás en un programa de su país. "Parece que han pasado décadas. Lo recuerdo muy bien. Hoy me desperté con pesadillas", señaló.

Y continúa: "Cómo hemos podido olvidar tan pronto y normalizar lo que nunca debió de ser normal. Solo ha pasado un año. De héroes a villanos. Duele el pecho. Mucho".

En su último tuit sobre la imagen, que ya se ha hecho viral, Aparicio asegura que después de salir en televisión entrevistado sobre la "situación tan precaria de los sanitarios", hoy está "canoso e investigado por mi hospital", sobre el que no hace mayor mención.

"Que tristeza más enorme, que frustración, que irá... No puedo entenderlo", concluyó.


Comentarios


Así envejeció un trabajador de la Salud en el año de pandemia