ATE Neuquén firmó el acuerdo salarial y acorrala a los trabajadores de Salud

El gremio desafió a la conducción nacional a obtener una suba del 53%. Los autoconvocados mantienen los cortes y rechazan el pago en cuotas.

El gobierno provincial y la conducción de ATE firmaron ayer el acuerdo salarial que anualizará el firmado en febrero para llegar a diciembre de este año con una suba del 53% en los sueldos de toda la administración pública. El apretón de manos le demandará al Estado un millonario endeudamiento por el fin superior de desarticular el reclamo de los autoconvocados de salud que ayer cumplieron 21 días sobre las rutas de Neuquén.

La primera reacción de la asamblea interhospitalaria fue, ayer, de rechazo a la propuesta, pues insistieron en que no podían aceptarse cuotas. El acta firmada ayer establece cinco tramos de aumento para llegar al porcentaje final, el primero con los haberes de mayo.

La asamblea general de ATE dio el visto bueno ayer por unanimidad a moción del secretario general, Carlos Quintriqueo. El dirigente consideró que “tiene más componentes” además de lo salarial y mencionó el pase a planta de trabajadores eventuales de salud, de Desarrollo Social, y la apertura de paritarias en el EPEN, Termas y Obras Públicas.

“Este 53% para el conjunto de los trabajadores estatales de Neuquén se lo queremos dejar a la conducción nacional como piso para que les consiga a los trabajadores de todo el país un acuerdo superior si es que tienen ganas de pelear por ellos”, planteó. Un discurso similar desplegó el oficialismo para asegurar que no existe acuerdo similar al de la provincia e incluso difundió comparaciones con los aumentos otorgados en Buenos Aires y Santa Cruz, pese a que ambas también negociaron paritarias el año pasado, a diferencia de Neuquén.

En su discurso final tras la aprobación de la oferta, Quintriqueo hizo una llamativa mención al “compañero” Guillermo Pereyra, secretario general del Petroleros Privados, al citar una frase suya: “si la soga viene con mierda hay que agarrarla con los dientes”. “Eso hicimos, la agarramos con los dientes y estamos evitando el cementerio de elefantes con esta propuesta que acabamos de aprobar”, manifestó.

Justamente Pereyra había dicho el viernes pasado que, si los cortes de ruta que afectan la producción en Vaca Muerta persistían, se movilizaría con 30.000 trabajadores petroleros para “darle una lección” a los autoconvocados.

Los trabajadores hospitalarios harán hoy una nueva asamblea para definir la continuidad o no de las medidas de fuerza que cada día sufren un mayor desgaste. La comunidad de Añelo les dio el lunes un plazo de 48 horas para mantener su respaldo, dada la afectación que el parate de la industria petrolera está generando en el pueblo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


ATE Neuquén firmó el acuerdo salarial y acorrala a los trabajadores de Salud