Atentado y derrame en un yacimiento



NEUQUÉN (AN).- El gerente de Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), la firma petrolera de la provincia, Gustavo Nagel, reconoció que el miércoles se detectó un derrame de hidrocarburos en un yacimiento que opera la firma Pampa Energía. Nagel dijo que se está investigando si se trató de un atentado. “Manos anónimas abrieron la válvula”, dijo el secretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Neuquén Ricardo Esquivel. El derrame se registró en un tanque de acumulado de un pozo abandonado en el yacimiento “Caracol Norte” (dentro del área Aguada Lastra Norte), propiedad de GyP, que está bajo la operación de Pampa Energía. “Hay un derrame muy pequeño de 30 metros cúbicos de un tambo de almacenado porque se abrió una válvula”, dijo Nagel a “Río Negro”. “Es un yacimiento convencional que está cerrado y se está estudiando desde el punto de vista geológico para definir un plan de trabajo, por lo que normalmente queda sin gente”, afirmó. El también integrante por la provincia en el directorio de la empresa YPF, reconoció que es la primera vez que desde la empresa deben investigar un incidente en un pozo de su concesión como un posible atentado, aunque indicó que “hasta que no tengamos las pericias y el estudio de lo que pasó no podemos asegurar qué fue lo que sucedió”. Nagel detalló que “se trata de una zona despoblada en el noreste de la provincia, cerca de Bajada de Palo”. Esquivel aseguró que “por lo que nos han informado desde la operadora el derrame es de aproximadamente de 30 metros cúbicos y afectó unos 2.500 metros cuadrados de terreno porque se escurrió unos 400 metros por un cañadón pluvioaluvional con un ancho de 60 centímetros”. “Evidentemente alguien abrió la válvula del tanque de la batería Caracol Norte. Este es el primer incidente de GyP del que tenemos conocimiento”, dijo el titular de la cartera ambiental al hablar con este diario.


Comentarios


Atentado y derrame en un yacimiento