Bañistas rompen los canales de riego

Destruyen compuertas, tiran elementos de todo tipo y provocan inundaciones en barrios vecinos

CINCO SALTOS (ACS).- El Consorcio de Riego de Cinco Saltos y Cordero tuvo que pedir una vez más ayer a los vecinos que no rompan los canales de riego cuando se bañan en ellos.

Los perjuicios que ocasionan actitudes calificadas como vandálicas sobre los canales no sólo afectan directamente a los productores frutihortícolas, sino también calles y casas que se inundan con el agua desbordada. Por eso se apostó muchas veces a la concientización de la gente, pero hasta el momento no se advierten resultados.

Usar los canales de riego para bañarse “está prohibido, no son balnearios públicos” pero “se hace y se va a seguir haciendo. Entonces pedimos por lo menos que no se queden parados adentro, frenando el agua y que no toquen las compuertas porque las rompen”, señaló el gerente técnico del Consorcio, Raúl Vietri. “El sistema está visiblemente abandonado y roto pero con estos hechos empeora”, agregó.

La variedad de elementos que se arrojan al canal delata la indiferencia ante los daños que se provocan. El Consorcio ha encontrado que los bañistas dejan “gomas de camiones envueltas en plástico para levantar el nivel de agua y quedan ahí provocando que rebasen los canales” dijo Vietri. Además se puede encontrar perros muertos, bolsas con pasto recién cortado de los jardines vecinos, botellas, lavarropas, cocinas, bolsas de gallinas y cuadros de bicicletas”.

Otra forma con la que se pierde líquido es con las “regaderas”. Se trata de hacer agujeros en las canoas aéreas de chapa que pasan sobre otro canal y así los bañistas disfrutan de una “lluvia” artificial. El maltrato también se hizo notar cuando rompieron un seguro de hierro sobre una compuerta que actúa como regulador de la ciudad, sobre la rotonda norte.

Sin embargo, uno de los casos más insólitos se vivió esta semana, cuando el tomero del Consorcio detectó frente a Imextrade a una persona lavando un auto Volskwagen Golf blanco.

“Parece que como el señor no tenía agua suficiente para llenar su balde, abrió una compuerta frontal de toma directa del canal grande y se le rompió el volante de izaje”, indicó entre ironía e impotencia Vietri.

El dueño del auto obtuvo más agua en un canaleta de aforo, pero al dejar destruido el volante, subió a 56 centímetros el nivel de agua cuando allí “se maneja a 29”. Ayer trascendió que se lo iba a denunciar por el daño.

Los vecinos de la calle Ramírez a partir de Santa Fe hacia el este, en Villa Tesari, fueron los mas afectados por el agua desbordada que hasta antenoche corría por la calle, patios y el interior de algunas casas bajas. Hubo llamados a la policía y a los bomberos para que colaboren en desagotar las viviendas.

Ante esto, es poco lo que puede hacer el Consorcio, ya que no tiene elementos para actuar directamente en atentados contra el sistema por parte de un ciudadano común. Por eso es que apuestan a concientizar a las familias y los chicos a través de los medios, recorriendo el sistema o las escuelas de la ciudad.


Comentarios


Bañistas rompen los canales de riego