Bariloche ya se prepara para las emergencias climáticas del invierno

El área de Servicios Públicos de la municipalidad dispone de la mitad del personal. En las próximas semanas tiene que estar lista la estructura de respuesta para heladas y nevadas.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

La municipalidad de Bariloche prepara los equipos ante la llegada de las primeras heladas y anticipándose al invierno. Foto: Alfredo Leiva

La municipalidad de Bariloche prepara los equipos ante la llegada de las primeras heladas y anticipándose al invierno. Foto: Alfredo Leiva

Aun en plena cuarentena, el municipio ya planifica el operativo necesario para atender las mayores demandas de servicios que llegan con el invierno y que exigirán refuerzos de personal y también de maquinaria y combustibles, que en las últimas semanas se economizaron al máximo para no complicar las cuentas públicas.

Las lluvias y nevadas que llegan con el otoño, así como las mañanas de temperatura bajo cero, ponen en tensión a la capacidad de respuesta municipal, que debe garantizar la transitabilidad y prevenir anegamientos.

El secretario de Servicios del municipio, Eduardo Garza, dijo que desde el inicio de la cuarentena la dotación de personal de su área quedó reducida a la mitad. Son en total 460 agentes y hoy trabajan con 230, para economizar insumos y también para garantizar el distanciamiento. Pero ante la cercanía del invierno urge prever la recomposición del plantel.

Igual hay algunos que por razones de salud o por edad integran el “grupo de riesgo” y no podrán retomar las tareas. Garza diijo en esa situación está el 8% del personal a su cargo y que entre ellos hay varios capataces y jefes de área. Como no puede prescindir de esos roles, durante la emergencia climática tendrá que reemplazarlos con capataces del vertedero y del cementerio.

 Gennuso anticipó ayer que ya trabajan en asegurar el personal necesario para cubrir las demandas del invierno.

La reducción de la actividad municipal también había afectado, por ejemplo, a la subsecretaría de Tránsito y Transporte, que desactivó por completo su equipo de inspectores durante alrededor de un mes. Y recién esta semana volvieron a las tareas para controlar específicamente los colectivos de Mi Bus y también el estacionamiento céntrico.

Garza dijo que la experiencia de los últimos años, en los que hubo importantes nevadas y muchas madrugadas con hielo en las calles, los llevó a ajustar la planificación para cubrir esa demanda.

Dijo que en esta época la principal ocupación de las cuadrillas de Servicios está relacionada con el mantenimiento de pluviales. “El otoño nos obstruye las alcantarillas”, explicó el funcionario.

A partir de mayo tiene que estar lista la estructura de respuesta para heladas y nevadas, que se maneja día a día con el pronóstico meteorológico para -de ser necesario- convocar al personal con anticipación y salir a las calles a las 4 de la mañana.

Garza dijo que las motoniveladoras disponibles para el despeje de calzadas serán las mismas del año pasado; seis propias del municipio y cuatro alquiladas a la firma OPS. Aseguró que tienen otra máquina en reparación “que es muy buena” y que esperan incorporarla en la temporada.

Otra de las cuestiones a resolver es la provisión de los insumos, que van desde el producto químico anticongelante, la sal y la arena, hasta las cuchillas de motoniveladoras. Garza señaló que algunos materiales ya llegaron pero “hay un atraso con el anticongelante y las cuchillas” por problemas de flete.

En relación con la arena y la sal, dijo que cuenta ya con “tres equipos disponibles, de 28 toneladas cada uno”. Calculó que es un volumen adecuado aunque dependerá de las particularidades del clima. Garza recordó que hasta 2018 el municipio necesitaba entre 7 y 11 equipos de arena por invierno para todo el ejido, pero el año pasado sólo usó tres equipos “por el buen resultado que dieron los químicos”.


Comentarios


Bariloche ya se prepara para las emergencias climáticas del invierno