Calf renovó la concesión por 20 años más en Neuquén

El contrato de la cooperativa estaba vencido desde agosto de 2.017. En febrero ingresó el nuevo acuerdo y con las reformas de la semana pasada, se votó hoy.

El frente del Concejo Deliberante de Neuquén en la calle Leloir, con los operarios de CALF (Foto Yamil Regules)

El frente del Concejo Deliberante de Neuquén en la calle Leloir, con los operarios de CALF (Foto Yamil Regules)

El MPN logró imponer la concesión de Calf como primera votación en la sesión del día del Concejo Deliberante de Neuquén. El contrato será por 20 años, con la modificación a un sistema de tarifa plana como sistema transitorio de pago de energía.

Ayer, los trabajadores de CALF se apostaron en la vereda del Deliberante para mostrar la posición de la cooperativa de no aguardar al tratamiento habitual del expediente, con una votación prevista para el jueves 22.

La nueva concesión salió aprobada, con la votación dividida del bloque de Juntos por el Cambio. Las concejales de la UCR votaron en contra, mientras que el NCN, Somos Neuquén, el concejal de la UCR Guillermo Monzani y el Pro se posicionaron a favor “con las reservas en algunos puntos que no estamos de acuerdo”, dijo el concejal Marcelo Bermúdez, que votó en forma positiva .

En el interior del recinto, se encontraban las autoridades de Calf, a sabiendas de que el oficialismo lograba los 12 votos requeridos para avalar el contrato que suscribirán (con las modificaciones acordadas en comisión) del intendente Mariano Gaido y el presidente de la entidad, Carlos Ciapponi.

La cooperativa tiene un plazo de 2 años para contratar un sistema de auditoría que señale una modalidad definitiva de tarifa para la ciudad, según el análisis de los consumos de la ciudad que arroje ese trabajo.

Aprobaron el MPN, el Frin, el Frente de Todos, la mayor parte de Juntos por el Cambio, la Democracia Cristiana y Libres del Sur. La votación salió finalmente por 14 votos a favor y 4 en contra.

Las concejalas de la UCR (al fondo, de chaqueta roja y al lado de Monzani) y el FIT se opusieron a la renovación hoy de la concesión eléctrica, por diferentes razones (foto Yamil Regules)

“Es un día histórico para CALF y la ciudad, con un contrato de concesión vencido hace 3 años”, respaldó la banca del Frente de Todos, en la voz de la concejala Ana Servidio, quien destacó que se avanzó con la eliminación del sistema de aporte reintegrable de obras (ARO) para los desarrolladores con parámetros con los que estaba en el anterior contrato.

“Vamos a seguir trabajando en función del estudio de demandas que se debe hacer, en construir un sistema tarifario por fuera de la dolarización de tarifas”, agreró.

Las concejalas de la UCR en Juntos para el Cambio se opusieron al “apuro” de la votación del contrato “que se presentó un domingo a las 10,30 de la noche, donde sólo lo podían ver los concejales avisados” el lunes para firmar el despacho; sostuvo la concejal Rocío Casamayor. Se preguntó además si la cooperativa estaba pagando los carteles publicitarios de Ciapponi en toda la provincia.

La concejala Jorgelina González destacó que CALF no respondió sobre los gastos de administración ni acercó los documentos presupuestarios (balances) que se le solicitaron cuando se abordó el marco regulatorio. “No acompañamos éste contrato de concesión, el contrato es muy importante pero no de esta forma, con estas cláusulas”, criticó la edil, quien indicó que “faltó seguir consensuando”.

Los trabajadores de Calf permanecieron desde las 11 hasta la votación del contrato, pasadas las 14, frente al Concejo Deliberante (foto Yamil Regules)

Aseguraron que el 2 por ciento de la facturación para gastos de administración –autorizado por el contrato anterior y el actual- sin rendiciones “es una caja política, que padecimos en la interna de la UCR, el 14 de marzo pasado, donde todos vieron un despliegue de la cooperativa de todos”, sostuvo.

Desde la izquierda se opusieron a la votación por considerar que el manejo de la cooperativa es “empresarial” con una “tarifa cara” que no tuvo contemplaciones para algunos sectores de ocupación irregular, en referencia a los hechos ocurridos en la toma Casimiro, dijo la concejal Natalia Hormazábal. Insistieron con la estatización de la cooperativa neuquina. EL concejal César Parra les enrostró la falta de solidaridad con la cooperativa de ceramistas a las que se reclama millonarios pagos.

Desde el MPN, el concejal Jorge Rey defendió que “los balances están hechos, pero no se pueden presentar porque no están aprobados por la asamblea por la pandemia”, sostuvo el ex síndico de la cooperativa, en tanto recordó la necesidad del contrato para “darle previsibilidad” a la entidad, y rechazó los conceptos de “nido político” que les reprochó el radicalismo. “Están defendiendo su puesto de trabajo”, respondió ante la consulta de la masiva presencia de los operarios de CALF con los camiones de la cooperativa en la avenid Leloir.

La Democracia Cristiana se respaldó el acuerdo por la voluntad del "conductor Jorge Sobisch", en respaldar a la cooperativa", dijo la concejal Nadia Márquez.

"Estamos planteando un contrato a 20 años, que tiene procesos de revisión del cuadro tarifario. El primer punto de partida es ese compromiso de discutir los términos de referencia con la auditoría que va a analizar la situación técnica y establecer un plan de mejoras en función de un diagnóstico que hoy no contamos", defendió el presidente del bloque del MPN, Atilio Sguazzini.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Calf renovó la concesión por 20 años más en Neuquén