Calle Mitre: una obra sin margen de error

Los trabajos para la modernización de la principal arteria comercial de la ciudad continuarán hasta Navidad. El municipio controla de cerca para evitar nuevas fallas.



1
#

Las tareas con la nueva empresa que ganó la segunda licitación, avanzan a buen ritmo.(Foto: Alfredo Leiva )

2
#

Sobre el pavimento original se coloca otra capa de hormigón.(Foto: Alfredo Leiva )

La obra de modernización de la calle Mitre, incluida la colocación de hormigón en lugar del adoquinado, avanzó a buen ritmo en los últimos días y el municipio aseguró que las primeras cuadras quedarán habilitadas al tránsito antes de las fiestas.

El Jefe de Gabinete, Marcos Barberis, tiene a su cargo el seguimiento diario de los trabajos y maneja detalles que le resultaban ajenos hasta hace pocos días y que van desde la altura de los bolardos y el ángulo de los pluviales hasta el tipo de cableado para las “señales débiles”, como se denominan por ejemplo a las de tevé por cable, que deberán ir soterradas, al igual que la electricidad y la telefonía.

El municipio destinó dos inspectores a tiempo completo para el control de la obra civil que ejecuta la empresa Insersan SA. Hace pocos días, designó a otro inspector especializado en electromecánica, que se encarga de seguir de cerca el soterrado de los cables.

Barberis dijo que esa tarea (una de las que había dejado pendientes la contratista anterior) avanza también a buen ritmo. Uno de los obstáculos fue la necesidad de coordinar con todas las empresas y la resistencia encontrada en las prestadoras de tevé por cable.

Las dos primeras cuadras de Mitre (entre Urquiza y Villegas) están valladas desde hace un par de semanas y los obreros ya removieron todos los adoquines, repararon los baldosones, los pluviales y dejaron todo listo para el hormigonado, que comenzó de oeste a este y en esos 200 metros quedaría completado esta semana.

Barberis dijo que el nuevo pavimento “impreso” con un dibujo que imita el empedrado está realizado con material de máxima densidad (H30) y un espesor de 15 centímetros con un desnivel de 15 milímetros para asegurar el drenaje del agua.

Señaló que “en 12 a 14 días se puede habilitar para peatones y en 20 días para la circulación de vehículos”, de modo que el municipio espera dejar las dos primeras cuadras de Mitre listas para fin de año.

Luego habría un paréntesis y continuarán con las restantes a partir de febrero, para no afectar la temporada alta. Además, dijo Barberis, “está la veda de la Uocra”, cuyos afiliados no trabajan en las fiestas.

Las tareas abarcan también la colocación de nuevos bolardos metálicos en reemplazo de los previstos en el proyecto original, que eran de hormigón y sufrieron varias roturas.

Uno de los técnicos de la empresa consultados por este diario dijo que los nuevos “son similares a los usados en las peatonales de Buenos Aires y van muy bien anclados”, de modo que “no debería haber problemas”.

Se trata de implementos tipo “bala de cañón”, que serán más altos en las ochavas y más bajos a mitad de cuadra. Además la obra completa, que tiene financiamiento del BID, comprende la colocación de bancos, nuevo alumbrado y el retiro de las viejas luminarias.

A diferencia de lo que ocurrió en la etapa anterior y que despertó muchos críticas e incluso presentaciones a la Justicia, esta vez la inspección de obra quedó a cargo del municipio, por delegación de la Unidad Ejecutora provincial (Upcefe).

Barberis dijo que el trabajo exhaustivo que pusieron en marcha desde el primer día “no se hizo” con la anterior contratista Planobra. Admitió que esa modalidad de trabajo se debe a que “no hay margen de error”.

La empresa Insersan también lo observó así y tiene técnicos permanentes en el terreno, incluida una topógrafa, que recorre la obra con llamativo casco rosado.

Entre otros ajustes sobre la marcha, la empresa debió cambiar una cuadrilla de obreros e incorporó una regla automática que regula la altura del hormigón, a fin de evitar imperfecciones. Ese implemento no había sido empleado en el primer tramo.

Barberis destacó que en los cruces de Mitre, con Quaglia, Villegas, Rolando y el resto de las transversales el hormigón será de mayor espesor y tendrá refuerzo de hierro, para soportar el tránsito pesado.

Contrato

Datos

56,2
millones de pesos es el costo por el que la empresa Insersan S.A culminará las tareas de la calle comercial.

Comentarios


Calle Mitre: una obra sin margen de error