Carguero hace historia al llevar ayuda de Miami a Cuba




AP

El barco realizará un viaje semanal con envíos de grupos religiosos y ONG, para no violar el bloqueo de EE. UU.

LA HABANA (AFP).- El primer servicio en medio siglo de carga marítima entre Estados Unidos y Cuba quedó establecido este viernes con el arribo a La Habana de un barco procedente de Miami, cuya travesía superó todos los obstáculos políticos y marcó un nuevo paso de flexibilización del embargo. El barco “Ana Cecilia” ingresó poco después del amanecer a la Bahía de La Habana para descargar en un muelle su cargamento de ayuda humanitaria y encomiendas enviadas por cubanos emigrados a familiares. “¡Qué alegría me da!” saber que el barco llegó a La Habana, dijo desde Miami Leonardo Sánchez-Adega, un portavoz de la compañía propietaria de la nave, International Port. Corp. Este viaje inaugural demoró un día más de lo programado, pero la empresa negó obstáculos de tipo político a este histórico servicio marítimo entre dos países distanciados desde hace medio siglo. “Fue un problema de burocracia (...) y en esencia fue culpa de nosotros porque llenamos el formulario incorrectamente”, dijo el portavoz. Este es el primer servicio semanal regular desde Miami a Cuba, aunque antes otras empresas transportaron ocasionalmente carga marítima desde Estados Unidos a Cuba, cuyas costas están a unos 150 kilómetros de distancia. El pequeño barco de casco azul y puente blanco, con rampas rojas en la popa y el costado, atracó ondeando una bandera cubana y una boliviana, pues está registrado en ese país sudamericano que carece de salida al mar desde 1879. A esa hora La Habana recién despertaba y las calles próximas al puerto estaban semivacías. Para no violar el embargo estadounidense a la isla comunista, vigente desde 1962, la empresa recibe envíos de grupos religiosos, organizaciones no gubernamentales e instituciones caritativas autorizadas a mandar carga humanitaria a Cuba. También encomiendas para cubanos enviadas por familiares. En su primer viaje el barco transportó “carga humanitaria, envíos de familiar a familiar, que consisten de comidas, medicinas, ropa, esos tipos de efectos. La carga más grande que va es un colchón ortopédico y una silla de ruedas eléctrica de esas para minusválidos”, dijo Sánchez-Adega. El arribo pasó inadvertido para muchos en La Habana, pues los medios de la isla no lo anunciaron, pero personas consultadas elogiaron el nuevo servicio. “Esa medida es positiva. En materia de ayuda cualquier canal que se pueda abrir es bueno, porque a veces se hace muy difícil enviar paquetes a Cuba desde Estados Unidos”, dijo el informático Daniel Hernández, de 39 años. “Eso es buenísimo, genial, y sería muy bueno que se mantuviera, que no se empezaran a poner trabas. (...) Al final es una ayuda que necesitamos”, dijo Carmen Mojena, de 33 años, que tiene a su madre en Estados Unidos.


Comentarios


Carguero hace historia al llevar ayuda de Miami a Cuba