Carreras defendió los beneficios concedidos a los pastores

La gobernadora de Río Negro defendió el convenio para que los líderes de congregaciones evangélicas puedan acceder a viviendas y al Ipross, en carácter de adherentes. Dijo que pagarán lo mismo que cualquier afiliado de la obra social de los estatales rionegrinos.





Las facilidades otorgadas por la provincia a los pastores evangélicos para acceder a la vivienda propia y para ingresar al padrón de beneficiarios del Ipross no son distintas a las que se otorgan a otros rionegrinos a través de organizaciones sociales y de los municipios, aseguró este lunes en esta ciudad la gobernadora Arabela Carreras.

Respondió así a las críticas recibidas por los anuncios realizados la semana pasada luego del difundido encuentro que mantuvo en Ingeniero Jacobacci con los pastores de iglesias evangélicas.

“Tienen que conocer el programa para saber de qué se trata -se defendió Carreras-. Al Ipross cualquier persona puede ingresar como adherente y, como hicimos en este caso, se puede canalizar a través de asociaciones. Esta semana estaremos difundiendo una posibilidad similar para los trabajadores de la cultura”.

Dijo que esas acciones se corresponden con la iniciativa de la obra social de “salir a buscar proactivamente adherentes para sostenerse”. Aclaró que lo que pagan los pastores “no se diferencia en nada” de lo que abona cualquier otro beneficiario. “Todos deben realizar sus aportes, no hay nada gratis”, completó.

Atribuyó a los cuestionamientos recibidos alguna motivación “ideológica” y lo inscribió como un intercambio de opiniones propio de la actual instancia política. “En democracia podemos estar de acuerdo o no”, afirmó.

Sobre las viviendas prometidas (de 30 metros cuadrados en una primera etapa) a los pastores Carreras dijo que “es el mismo mecanismo que se aplica con los municipios” y que está pensado “para personas en estado de vulnerabilidad mayores de 60 años”.

Señaló que el acuerdo alcanzado con la Asociación de Pastores de Iglesias Evangélicas pudo haber generado malestar, pero no es un privilegio. Dijo que esa entidad los ayuda a “nivelar la demanda” y aplicar mejor “las políticas públicas de Río Negro, que son intensivas y buscan atender a los sectores de mayor vulnerabilidad”. En esa línea, dijo Carreras, se valen “de la interacción con las organizaciones, que es muy buena”.


Comentarios


Carreras defendió los beneficios concedidos a los pastores