Carreras-Weretilneck: una reacción que dice mucho más

Weretilneck cuestionó a la secretaria de Género, quien criticó a sus políticas. La gobernadora la desautorizó y elogió lo hecho por su antecesor.





El gobierno de Arabela Carreras cumple hoy dos meses y, como prueba de que los tiempos se precipitan, emergió un cruce en el oficialismo. Una funcionaria criticó la gestión anterior y el exgobernador Weretilneck defendió lo hecho, argumentando que  la desaprobación partió de “alguien que no conoce nuestra historia”.

La reacción del hoy senador es un emergente de sus íntimos reparos del inicio de la administración de la mandataria. Su traducción pública: es “un gobierno aún en transición”, que busca su “forma de relacionarse” y “la relación de la gobernadora con la comunidad se estabilizará en algunos meses”.

Esa demostración sirvió a Carreras para confirmar que la relación con su antecesor no está tan bien. Esa percepción explica su sobreactuado realineamiento con una gacetilla en la noche del viernes. En su texto, la mandataria reivindicó “la labor del Consejo Provincial de la Mujer”, conducido por Laura Azanza, e hizo “consideraciones elogiosas” de la “política de género” en el gobierno de Weretilneck.

Fue una desautorización a su secretaria de Género, Mercedes Pietranera, autora de la censura. Curiosa valoración de Carreras, considerando que llegó al gobierno y reformuló la política de género, el área y los funcionarios.

El desenlace estuvo en un encuentro de Pietranera en Viedma con organizaciones intermedias. “Sabía que había muchas faltas, pero me sorprende la incomunicación total en la que se encontraba. Es una situación de bastante violencia. Nosotros nos pusimos la disposición”, declaró la funcionaria a EnTV en referencia al papel de su antecesora, concluida esa reunión.

Existieron reproches y se los trasladó el ministro Nicolás Land, su superior inmediato. Pero, Pietranera intentó liberarse. La inquietud tomo otra dimensión el viernes cuando el senador hizo público su malestar. Afirmó que interpreta esos dichos como “de alguien que no conoce, llegó hace dos meses y no conoce nuestra historia”.

Con más sutileza, en la entrevista radial, el exgobernador definió el momento del gobierno “aún de transición”, que busca su “forma de relacionarse con los distintos sectores”.  Afirmó que “está moldeando su estilo de gobierno”, y “en algunos meses, la relación de la gobernadora con la comunidad ya quedará estabilizada”.
Su respuesta a la secretaria respondió además al reparo por Pietranera en ocasión de su designación. Hay otro componente: es la esposa del fiscal Martín Lozada, un persistente crítico a la gestión del ex gobernador.

El contacto entre la mandataria y su antecesor -por momentos- pierde continuidad. Ella busca su emancipación, y él se aparta pero añora la  interrelación.

“Opino cuando me consultan”, explicó en el diálogo radial. ¿Cuánto lo consulta?, le preguntaron. “Lo necesario”, respondió.

Diferencia el requerimiento.  “Me lo avisó”, aclaró en relación al llamado por el apartamiento de Agustín Domingo, remarcando que “la jefa del gobierno es ella”.

Estimó que para “mediados de marzo será la convocatoria  a todo el esquema partidario”.  Consideró que “el partido será un contralor del gobierno” pero, “en un principio, la  prioridad será la defensa” de  las administraciones, y activar  la actuación “en todos los sectores, más allá de las campañas  electorales”.


Comentarios


Carreras-Weretilneck: una reacción que dice mucho más