Logo Rio Negro

Casa de la Cultura cumple 49 años y la comisión saca a relucir su impronta

En tiempos de pandemia los cambios internos que vive la institución de Roca empiezan a enumerarse: ahora habrá apertura de la confitería y nuevo baño, en la planta baja. A un año y cuatro meses de asumir la actual comisión charló con LA COMUNA.

La institución se apresta a celebrar 49 años de vida (7 de mayo próximo). Foto César Izza

La institución se apresta a celebrar 49 años de vida (7 de mayo próximo). Foto César Izza

Aunque la pandemia haya imposibilitado a muchas instituciones culturales, entre otras, a mantener sus puertas cerradas lo realizado por la actual Comisión Directiva de Casa de la Cultura arroja un balance positivo, porque se desenvolvieron -muy- activos puertas adentro.

A días de celebrar el 49° aniversario -fundada 7 de mayo de 1973, pero se ha tomado fechas de asambleas del año 72 para celebrar el cumple- desde la casa anunciaron que será un cumpleaños con espectáculos en vivo e inauguración de más obras.

LA COMUNA charló con Sergio Mondaca (coordinador general) y Gonzalo Orihuela (coordinador adjunto), quienes brindaron detalles sobre el plan de obras que llevan adelante. Pero no todo brilla, ambos coincidieron que captar recursos económicos en el Estado -provincial y municipal- llevaría a potenciar las políticas culturales que tienen en sus planes.

Gonzalo Orihuela (izquierda), Coordinador Adjunto y Sergio Mondaca, Coordinador General recibieron a LA COMUNA. Foto César Izza

“Se pude tener una mejor Casa de la Cultura y para eso entendimos desde que llegamos a la conducción (hace un año y cuatro meses) que abrir nuevos espacios para que lleguen nuevas olas, propuestas, pasaba por hacer cambios, abrir el juego, modificar cambiando y construyendo. Trajimos un plan de obras y lo estamos ejecutando, nos agiornamos a los tiempos modernos”, empezó a contar Orihuela.

La Casa recibe poquito, algo mínimo, y por eso hay un grito interno de “auxilio”.

“La cultura es clave para el desarrollo de un pueblo y no existe su desarrollo sin el acompañamiento del Estado; sentimos que falta apoyo, económico claro, no alcanza con un alquiler de sala de forma esporádica, el apoyo debe ser sostenido ”, enfatizó Mondaca.

Pero lejos de quedarse manos cruzadas, la Comisión Directiva avanza, realiza y quiere mostrar.

Próximamente en Canal 10 una co-producción entre el canal y la casa (Ciclo de Músicos locales). Foto: César Izza

El viernes llegan los 49 años y a modo de anticipo las autoridades le abrieron las puertas a LA COMUNA para hacer visible los movimientos internos que vienen cobrando fuerza: sanitario para personas con discapacidades, confitería en la planta baja y ampliación del hall.

“La cuarentena nos dejó un montón de problemas, pero a la vez nos dio tiempo ocioso que nos permitió hacer foco en el plan de obras que trajimos. En crisis hay quienes se achican y otros que redoblan la apuesta, y esto últimos venimos haciendo”, a modo de balance Orihuela.

Una nueva puerta. La Trastienda de Arte & Diseño se inauguró a fines de marzo del 2021. Foto Gino Avoledo

Apertura edilicia - tecnología nueva


A la próxima inauguración del nuevo baño, confitería y ampliación del hall (demolición de barras divisorias) se suman: restauración del patio que fue el epicentro de las actividades durante enero, febrero y marzo del 2021; conformación de un muro paralelo a la escalera de ingreso a la planta alta que a futuro servirá para la instalación de una rampa; nuevos puentes de seguridad (agregaron seis metros de tablones para que los técnicos tengan una circulación más segura); ampliación del taller de residencia; restauración de aula para técnicos; apertura de la Trastienda de Arte & Diseño (el pasado 27 de marzo).

En tecnología se invirtieron 250.000 pesos para consola de luces, luces leds y potencia de sonido.

Para esta nueva etapa de remodelaciones mucho tuvo que ver el material reciclado que la misma institución tenía desparramado por los rincones (leer recuadro arriba). Jose, Mariano, Juan Luis y Lucas pusieron el cuerpo, diariamente, a estos nuevos emprendimientos que inició la actual Comisión Directiva, con el aporte de herramientas que hizo la firma Bulonera Patagónica.

“La próxima perspectiva es la creación de un laboratorio de sonido, es algo que necesita la casa y la ciudad”, vaticinó Mondaca.


Funcionamiento interno


“Tenemos un equipo de 30 personas muy fortalecido. Voluntarios y trabajadores, tienen bien definido los roles”, aportó Mondaca. Y agregó, “El orden administrativo para que la casa sea sustentable fue siempre el objetivo; la pandemia nos permitió organizarnos. Siempre nos propusimos el trabajo horizontal, donde la consulta, las ideas, son partes enriquecedoras -fuertes-”.


El Socio y la prensa


“Bajo la matrícula con respecto a cuando asumimos. Buscamos un socio participativo y seguro vendrán nuevos, porque hubo una fuga y era lógico que iba a pasar. Con el seguimiento de socios que impulsamos hay que ofrecerles formas de cobranzas que faciliten el vínculo entre institución y socio. Se difunde muchísimo. Visitamos a los medios constantemente, no solo en Roca, también en Huergo, Regina, Allen; el área de comunicación venía fuerte con Estefania y a ella le agregamos el trabajo de Carla y Flor”, detalló Mondaca.

Las nuevas obras y agendas en cartelera potencian el clima festivo que vive Casa de la Cultura.


Historia


Casa de la Cultura es una Asociación Civil sin fines de lucro, creada el 7 de mayo de 1973 en General Roca, Rio Negro, Argentina. Fundada por el Dr. Norberto Rajneri junto a un grupo de vecinos con el fin de difundir la cultura y fomentar la creación artística.

Desde hace cuarenta y cuatro años la Casa es un lugar de formación artística, un espacio auto-gestionado abierto a la expresión y el trabajo de los artistas independientes, un lugar que siempre aspiró a la participación activa de quienes quieran habitarlo, abierto a la comunidad. En la actualidad se dictan más de cuarenta talleres de enseñanza artística.

Desde la comisión directiva se busca la autogestión eficaz que permita sostener la integridad del proyecto cultural.

Razón de ser

Ser un centro generador de cultura con énfasis en la capacitación, que cuente con financiamiento genuino, exporte cultura a otras regiones, abierto, accesible a todos y avalado por la comunidad de Gral. Fomentar la producción local y ser espacio de expresión de las corrientes artísticas.


Una cocina internacional 


De Londres a General Roca sin escalas, el cocinero sudafricano se unió a Casa de la Cultura para renovar la cocina del lugar y emprender nuevos proyectos para estar en contacto con la comunidad y la cultura roquense.

Guy Morgan llegó a Casa de la Cultura como parte de un voluntariado que comenzó en enero de este año. Luego de vivir 20 años en Londres decidió cambiar su rumbo y tomar un descanso de las finanzas y las grandes ciudades.

Uno de los espacios que recuperó la actual gestión fue el patio. Guy se encuentra a cargo del sector gastronómico. Foto Gino Avoledo

Vino a Roca para tomar un año sabático y dedicarse a lo que verdaderamente lo apasiona: la gastronomía. Así fue que, esponsoreado por CDC y en conjunto con un gran amigo y miembro del lugar, pudo gestionar los permisos necesarios para ingresar al país. De esta forma pusieron en funcionamiento algunos proyectos relacionados al buen comer, como un patio cervecero durante los meses de verano y la creación de la cafetería del lugar. 

“Me estoy tomando un año sabático. Tengo unos diez años de experiencia en gastronomía, pero los últimos 10 años trabajé en finanzas en Londres y Nueva York. Pensé: no quiero seguir acá, quiero volver a hacer lo que me gusta, trabajar con la gente, algo más relajado”, contó Guy.

Y no es casual que haya aterrizado en este espacio cultural en busca de más humanidad y de estar en contacto con la gente. “La cultura, el arte, la música, la danza son cosas que la sociedad y las personas en particular necesitamos. Estar en este ambiente me genera cosas increíbles”, relató el cocinero.

El hombre nacido en Sudáfrica es el encargado de la gastronomía del lugar. Durante el verano estuvo a cargo del sector al aire libre inaugurado en diciembre, en el que funcionó un patio cervecero junto al servicio de cocina.

El cocinero adelantó que están próximos a inaugurar un bar en la entrada del edificio, que contará con cervecería y una cafetería que funcionará desde la mañana a la noche para brindar un servicio más completo a la comunidad. La base de esta nueva propuesta en la Casa está dada por la originalidad, por darle un toque diferente que despierte la motivación en los cocineros y comensales que se acercan a tomar algo para relajarse o a disfrutar de algún espectáculo cultural.

Guy se toma un tiempo para pensar y reflexiona sobre la situación actual de la pandemia. “Para mí es algo que está pasando y que no podemos controlar, pero sí podemos seguir adelante sin miedo de que cierre todo, para dar algo a la comunidad. Los espíritus de las comunidades son los que están moviendo al mundo en este momento; estamos tratando -desde CDC- aunque sea de tener contacto humano con un poco de cultura. Queremos seguir como comunidad, por eso es tan importante para mí poder darles a las personas algo para comer y beber”, sostuvo Guy entre risas.

Sin fecha de vuelta, Guy apuesta a seguir creando proyectos en Casa de la Cultura. Resaltó que para él y para el equipo de trabajo poner en marcha la cafetería no es solamente “un servicio más”, sino que “es un negocio nuevo” y como tal siempre hay “riesgos que correr”, finalizó. 


“Sociedad del papel”: mujeres que intervienen el espacio a través del reciclaje


Bajo el nombre “Sociedad del papel”, Claudia Beovide y Lucía Dithurbide llevan a cabo proyectos relacionados al arte y el reciclaje. Ambas artistas visuales, unieron sus ideas para crear obras visuales en distintos lugares de la ciudad, entre ellos, Casa de la Cultura.

La Intervención Collage fue uno de los primeros proyectos en salir a la luz en las instalaciones de CDC. En plena pandemia, el trabajo llevó unos 6 meses de realización: seleccionar materiales, cortar, pegar y resolver en el momento la estética de cada pieza fue el motor de las creaciones. Así, intervinieron baños, puertas de oficinas y secretarías de la planta baja.

También durante los dos últimos meses realizaron un mural aplicando la misma técnica en la barra del bar de entrada de la Casa, aunque esta vez sí hubo una planificación previa de la obra, según contó Claudia. “Es un mural que ya está instalado; es una composición en la que usamos torsos de obras de teatro y le pusimos cabezas de pájaros. Surgió de una propuesta de la comisión directiva que quería reciclar materiales y darle una nueva onda al edificio. Tuvimos mucha libertad para hacerlo”, contó una de las creadoras.

Claudia destacó que una parte muy importante de sus proyectos es el reciclaje. Las artistas trabajan con material gráfico donado, principalmente afiches, revistas, diarios y hasta fotocopias. En el caso de la intervención en la Casa reutilizaron muchísimos afiches de promociones de obras y espectáculos que pasaron por CDC a lo largo de los años que “estaban juntando polvo”.

Uno de los trabajos collague será inaugurado este fin de semana con la apertura de la barra de la nueva confitería. Foto: César Izza

Gran parte del material de descarte de los espectáculos que hubo en CDC y que formaba parte del archivo de la institución fue a parar a manos de estas creadoras. “Esto es oro para nosotras, empezamos a improvisar con el collage, el paste up y al ver el material que teníamos improvisamos con tijeras y pegamento sobre una superficie”. Con esta metodología, las artistas buscaron generar algo con impacto: una obra, dar un mensaje con cierta estética, improvisar.

Claudia y Lucía trabajan con collage y paste up, una técnica del arte callejero que viene siendo furor en todo el mundo en los últimos años. Se trata de un movimiento artístico que toma aportes del grafiti y el muralismo para crear piezas novedosas y con un gran impacto visual. “A diferencia de otras técnicas, con esto necesitamos solamente pegamento, pinceles, tijeras y papel”, agregó la artista y diseñadora gráfica.

En Instagram @patagoniapasteup. Foto gentileza

La entrevistada resaltó que este tipo de trabajo se enriquece con la grupalidad, razón por la que articulan con otros movimientos en distintos lugares del país y hacen pegatinas y collages. “Nuestra idea es hacerlo desde la Patagonia y empezar a mostrar que acá también se hacen cosas”, indicó Claudia.

De esta forma, reciclar, generar nuevos contenidos e improvisar son las bases de sus obras. Las mujeres están armando un archivo con material gráfico y reciben donaciones de diarios, revistas, afiches -todo lo que sea papel- para poder seguir trabajando con esta técnica.

Así renovaron paredes con murales en bares y locales de la zona.Pueden conocer más sobre sus obras en Instagram @patagoniapasteup, @yomonnalissa (Claudia) o @tonal_serigrafia (Lucía).


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Casa de la Cultura cumple 49 años y la comisión saca a relucir su impronta