Caso Magnolia: un mensaje de voz complicó al policía acusado de homicidio

Reproduce un sugestivo diálogo de una testigo convocada por los defensores con el imputado. Si el tribunal le da validez, debilitaría el argumento de que actuó bajo emoción violenta. Hoy serán los alegatos y en un plazo máximo de 48 horas se dará el veredicto.



1
#

2
#

El juez Mauricio Zabala (a la izquierda) condujo ayer la última jornada de testigos y hoy instruirá al tribunal para que dicte el fallo.(Foto: leonardo petricio )

“¿Usted intentó comunicarse con Magnolia –Salas– anoche?”, le planteó el fiscal Agustín García a la última testigo del juicio por jurados contra el policía Alejandro Lagos. La mujer, que había sido convocada por los defensores y conoce desde pequeña a Salas, lo negó rotundamente.

En medio de la audiencia el funcionario judicial pidió permiso al juez técnico, Mauricio Zabala, y tras un breve cuarto intermedio exhibió un mensaje de voz registrado por Whatsapp, que había llegado desde el celular de la testigo al de la víctima el martes por la noche.

“Magno, me llamaron los abogados de Alejandro –Lagos–, porque mañana tengo que ir a declarar (...) Necesito que vengas a mi casa para que hablemos, si está la luz apagada pasá igual...”, se escuchó con una voz nítida e idéntica a la del testigo.

Ni bien terminaron de reproducir todo el mensaje, la sala Nº 2 se llenó de murmullos y la mujer respondió, ofuscada, al fiscal: “¿Cómo sabe que es mi voz? Yo estaba durmiendo”.

La prueba que incorporó la parte acusadora sirvió para quitarle crédito a los testigos de la defensa.

Ayer declararon dos personas, el padre de Lagos y la mencionada mujer, quien unos meses antes del hecho que se está juzgando había alojado a Magnolia y al imputado en su casa.

La situación complicó la estrategia de los abogados de Alejandro Lagos, Verónica Zingoni y Leandro Seisdedos, quienes intentaron demostrar que el policía durante su relación con la víctima fue una persona “amorosa”, como lo dijo su padre, y que no existía un contexto de violencia de género. Todo lo contrario, quisieron probar que la muchacha era celosa e incluso que quiso visitar a Lagos en el penal de Senillosa, mientras se encontraba con prisión preventiva por el crimen.

Los defensores intentaron desacreditar de esta manera el intento de femicidio por el cual fue acusado Lagos por el fiscal, lo cual contemplaría una pena menor.

Cabe aclarar que el imputado declaró el primer día del juicio y reconoció haber cometido el homicidio de Edgardo Javier Soto y que disparó contra Magnolia que estaba junto a la víctima fatal.

Esta mañana se realizarán los alegatos de cierre del juicio y luego el juez Zabala dará las instrucciones finales al jurado.

El cuerpo está integrado por seis mujeres y seis hombres. Pasarán a deliberar la responsabilidad del acusado. Desde ese momento tendrán un plazo máximo de 48 horas para decidir.

Contundente. El fiscal Agustín García, en primer plano, puso en aprietos a una testigo.

leonardo petricio

Los allegados al imputado trataron de demostrar que la exnovia del agresor era celosa y que incluso lo había visitado estando en la cárcel.

Si sufrís o conocés alguna situación de violencia de género llamá las 24 horas a la línea gratuita provincial 148 o nacional 144.

Datos

Los allegados al imputado trataron de demostrar que la exnovia del agresor era celosa y que incluso lo había visitado estando en la cárcel.
Si sufrís o conocés alguna situación de violencia de género llamá las 24 horas a la línea gratuita provincial 148 o nacional 144.

Comentarios


Caso Magnolia: un mensaje de voz complicó al policía acusado de homicidio