Caso Nahuel: quedó detenido Fausto Jones Huala

El hermano de Facundo Jones Huala, condenado en Chile, se entregó. Es considerado testigo clave en la causa por la muerte del joven mapuche por la cual están procesados cinco Albatros.



La noche del 29 de noviembre de 2017, Fausto Jones Huala salió con el brazo derecho en alto y el puño apretado del juzgado federal de Bariloche. Lautaro González estaba a su lado. Habían sido excarcelados por el juez federal Gustavo Villanueva tras permanecer 4 días detenidos. Familiares, jóvenes mapuches y militantes celebraron la liberación. Ayer por la tarde, Jones Huala regresó en silencio al juzgado de la avenida San Martín al 400, donde se entregó, se puso a disposición de la justicia y quedó detenido.

Compareció en el juzgado acompañado del defensor particular Matías Schraer, informaron fuentes judiciales. Sobre el joven mapuche (hermano de Facundo Jones Huala condenado y preso en Chile) pesaba una orden de captura, que Villanueva había dictado a principios de agosto pasado luego de que declarara su rebeldía. En la misma situación se encuentra González, cuyo paradero aún se desconoce.

Ayer, el juez federal de esta ciudad Leónidas Moldes firmó la orden de detención de Jones Huala, de 25 años. En las próximas horas será trasladado a una unidad penitenciaria federal. El juez procesó con prisión preventiva al joven mapuche y a González como coautores de los delitos de “usurpación y atentado contra la autoridad agravado” por haberse cometido a mano armada por los hechos que ocurrieron el 25 de noviembre de 2017, en Villa Mascardi, a unos 30 kilómetros de Bariloche. Esa jornada mataron a Rafael Nahuel, que recibió por la espalda un proyectil calibre 9 milímetros.

El juez Moldes procesó con preventiva a Jones Huala y a Lautaro González como coautores de los delitos de “usurpación y atentado contra la autoridad agravado” por el uso de armas.

Esa tarde, Jones Huala y González bajaron de la montaña a Rafael, que estaba herido de muerte. Cuando llegaron a la Ruta 40 fueron detenidos por fuerzas federales y Villanueva, que subrogaba el juzgado federal de Bariloche, tras indagarlos los excarceló el 29 de noviembre de 2017. La fiscalía apeló y la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal revocó el 15 de mayo la excarcelación de los jóvenes. Tres días después, Villanueva dictó su detención. Como nunca comparecieron, en agosto libró la orden de captura.

Moldes dictó el 9 de enero pasado el procesamiento con preventiva de Jones Huala y González. También procesó, sin prisión preventiva, a los albatros Francisco Javier Pintos, Juan Ramón Obregón, Sergio Damián García, Sergio Guillermo Cavia y Carlos Valentín Sosa por el homicidio de Rafael, pero cometido con exceso en la legítima defensa.

Los defensores de los albatros apelaron. También los abogados querellantes, que representan a los padres de la víctima, y la defensa de Jones Huala y González.

Pero en la audiencia ante la Cámara Federal de Apelaciones de Roca, el miércoles, los defensores de los jóvenes mapuches no pudieron exponer los fundamentos de la apelación porque los procesados estaban prófugos de la justicia. “Si nosotros tenemos procesados, con un pedido de prisión preventiva, a dos testigos fundamentales de la muerte de Rafael Nahuel nunca vamos a saber la verdad de los hechos. No son libres para declarar lo que vieron ese día”, alegó la abogada querellante Natalia Araya. Horas después, Jones Huala se entregó. Sólo falta que comparezca González.


Comentarios


Caso Nahuel: quedó detenido Fausto Jones Huala