Caviahue - Copahue: "Ni con bitcoins se puede pagar una vida así"

Un día en la rutina de Eshter y Flavio en este paraíso de la cordillera neuquina. Cambiaron sus trabajos en el petróleo y optaron por una vida nómade. Aquí comparten su último trekking rumbo a una laguna congelada. Mirá...

"Laguna Escondida en Caviahue. Un día cualquiera en nuestras vidas. Martes, después del desayuno, salir de nuestro hogar caminando y llegar con raquetas de nieve hasta lugares hermosos como esta laguna". Así comienza el relato del último trekking de Esther y Flavio en la cordillera neuquina, a 360 km de asfalto de la capital provincial.

Esther camino a la laguna Escondida con el volcán Copahue de fondo. Foto: De la Patagonia al Mundo.

¿Te acordás de la historia? Se conocieron en un pozo petrolero de Comodoro Rivadavia. El era company man. Y a ella, española y geóloga, le tocaban recorridas para constatar que todo estuviera en orden. Él, 14 días en el yacimiento por 14 de franco. Ella, arrancar bien temprano, terminar tarde.

Caminata entre araucarias milenarias. Foto: De la Patagonia al Mundo.

Los dos trabajaban en YPF y un día se decidieron a cambiar de vida. Le montaron un camper a la camioneta, alquilaron la casa para garantizar un ingreso fijo, planificaron emprendimientos virtuales y vendieron casi todo lo que tenían. Compraron ojotas y musculosas para el verano. Ropa técnica para bancar el invierno y escalar montañas, una pasión que comparten. Y partieron el 24 de junio del 2019 con rumbo norte por la ruta 3, con sus gatos a bordo, Fles y Enana.

Más de dos años después están en Caviahue - Copahue, asomados a la rutina de lo extraordinario, esa que descubren día a día. En el medio, recorrieron el país, subieron por la costa de Brasil, la pandemia los sorprendió en Bolivia, donde estuvieron varados nueve meses y nunca terminaran de agradecer la hospitalidad de su gente.

Y cuando por fin pudieron cruzar la frontera y venían bajando por la ruta nacional 40 desde el norte pensaron en llegar hasta Bariloche para pasar el invierno de la pandemia. Pero esta aldea de montaña neuquina los atrapó. Y antes de que las nevadas taparan la camioneta que en el verano estacionaron frente al lago, alquilaron una casita hasta fin de año.

La vista de Caviahue y el lago en el trekking a la laguna. Foto: De la Patagonia al Mundo.

Así continúa el relato de la excursión del martes: "Sacar el mate y disfrutar de un paisaje único, un volcán activo, araucarias, vistas del pueblo cubierto de nieve, caminar por una laguna totalmente congelada. Da un poquito de miedo pensar que se rompa el hielo, pero hasta motos de nieve la cruzan… es algo único".

"Esta laguna tiene un encanto mágico. Tuvimos la suerte de verla ya en tres estaciones del año, verano, otoño e invierno, nos resta esperar a la primavera, que ya está muy próxima. Cada época tiene su belleza, se puede apreciar cómo van cambiando las tonalidades, el paisaje, la vegetación", agregan.

Unos mates de cara a la laguna congelada. Foto: De la Patagonia al Mundo.

"Son recorridos donde reina la paz y la armonía. Si bien toda esta zona es un muy tranquila y segura, Laguna Escondida nos sirve como un punto de relajación… Sentarse a observar las vistas que se tienen desde allí nos llena el alma. El volcán dando sus señales de vida, con las fumarolas pintando el cielo, es un espectáculo que no nos cansamos de admirar", relatan.

"Lo mejor de todo, es la proximidad que tiene esta laguna, su recorrido inicia a unos 500 metros del 'centro' del pueblo. Aunque ya pasaron varios días de las intensas nevadas, para poder realizar el trayecto actualmente, es recomendable hacerlo con raquetas de nieve, dado que hay tramos donde uno se hunde hasta la rodilla, y caminar sólo con botas se hace bastante pesado. ¡Eso sí, con ganas, se llega como sea! ¡Bien vale la pena el esfuerzo!", describen.

El turno de Esther para la coreo en la laguna Foto: De la Patagonia al Mundo.

Se despiden con esta reflexión: "¿Qué precio tiene disfrutar la vida así? ¡Ni con bitcoins se puede pagar! Nunca nos arrepentiremos de dejar una zona de 'confort' a cambio de una 'vida nómade' llena de sorpresas y maravillas, que le da un sentido inmenso a nuestra existencia".

Podés seguir las aventuras de Esther y Flavio en De la Patagonia al Mundo.


Comentarios


Caviahue – Copahue: «Ni con bitcoins se puede pagar una vida así»