CEB: alianza de las dos listas perdedoras para retener la presidencia

Carlos Aristegui continuará al frente del Consejo de Administración.





El actual presidente de la Cooperativa de Electricidad Bariloche, Carlos Aristegui, se aseguró la continuidad en ese cargo por un nuevo período, a partir de un acuerdo entre su lista -la Blanca y Verde-, que resultó segunda en las elecciones del último 6 de noviembre, y la lista Celesta y Blanca, que terminó tercera.

El “consenso” presentado hoy entre ambas fracciones recalienta la disputa que mantienen con la lista Roja, ganadora de los comicios con un 44% de los votos.

Aristegui y el principal referente de la Celeste y Blanca, Luis Barrales, anunciaron que harán causa común en el Consejo de Administración cuando se reúna la semana próxima para renovar la conducción luego de la asamblea ordinaria, que está convocada para el jueves 2.

El diferendo también hace eje en el manejo económico de la CEB, que cerró el último balance con pérdidas por 88 millones de pesos. El tesorero de la Cooperativa es Alejandro Pozas, de la lista Roja, y se niega a firmarlo, según acusaron sus oponentes políticos, a pesar de que la propia Roja fuera conducción hasta 2019 y cerrara su último balance con pérdidas por 321 millones de pesos, según se encargaron de subrayar.

Los dos sectores quieren hacer valer a su modo el resultado electoral, pero la alianza conformada por listas Blanca y Verde y Celeste y Blanca tendría la letra del estatuto de su lado. “La elección es indirecta y por tercios, según lo establece el statuto que impuso la lista Roja en 2003”, aclararon.

En la última elección los rojos se impusieron con 1.716 votos sobre un total de 3.804, pero no les alcanzó para constituir una mayoría propia en el cuerpo de delegados, donde las otras dos listas suman 58 asientos sobre un total de 102. Tampoco en el Consejo a la Roja le alcanza para imponer un presidente, ya que le responden cuatro miembros titulares, contra otros cuatro de la Blanca y Verde y otros dos de la Celeste y Blanca.

Aristegui reconoció que la lista Roja ganó las elecciones, pero solo se alzó con la primera minoría. Señaló que construyeron un consenso con sus socios de la Celeste y Blanca para mantener el mando de la CEB. “Decidimos presentarnos ante los asociados para aclarar cuál es nuestra posición y qué es lo que nos lleva a tener objetivos en común -aseguró el dirigente-. Son más las cosas que nos unen que las que nos separan”.

Hace dos años las dos agrupaciones habían concurrido juntas como lista Blanca y alcanzaron una amplia victoria que puso fin a la hegemonía de la lista Roja, luego de 16 años. Esta vez se presentaron separados, por diferencias sobre “los espacios a cubrir” y no tanto en los planes y proyectos para la CEB, según sugirieron.

En el sector de Aristegui confluyen varios dirigentes ligados al partido Pro. Y con Barrales se encolumnan sindicatos chicos como Utedyc, Peones de Taxi y Luz y Fuerza.

En la Roja participan desde sus inicios un sector importante de la UCR (del que proviene Pozas), el peronismo representado por el expresidente de la CEB Rodolfo Rodrigo y el sindicato de Empleados de Comercio.

Pozas resaltó hoy que la lista Roja fue la ganadora de las elecciones y calificó el acuerdo de las listas segunda y tercera como “una maniobra antidemocrática, una burla a los vecinos y al sistema cooperativo”.

Consideró que “es grave la decisión de no respetar el mandato de los vecinos, que en forma mayoritaria les indicaron que ya no quieren que sigan gestionando la CEB”. Otro consejero de la Roja, Martín Domínguez, propuso “repensar nuestro compromiso democrático como sociedad y escapar a la dialéctica amigo-enemigo”.

Disputa por los números

La asamblea del 2 de diciembre tendrá como misión excluyente la de evaluar la memoria y el balance. Las dos listas que se encolumnan con Aristegui podrían hacer valer allí su mayoría para aprobar los números del último ejercicio, que arrojaron una pérdida de 88 millones de pesos.

Acusaron a Pozas de no querer firmar ese informe contable, luego de que su propia lista dejara en 2019 un balance con un rojo mucho mayor.

Barrales señaló que esa reducción en el volumen de pérdidas se logró “aun en plena pandemia, con tarifas congeladas y con un 40% de los usuarios que no pudieron pagar”. Aristegui destacó que la Cooperativa es una empresa que factura 3.000 millones de pesos anuales y tiene “casi 500 trabajadores directos e indirectos”.

La confrontación de la conducción actual con la lista Roja también aflorará a la hora de repartir los cargos en el consejo directivo. El acuerdo de Blancos y Verdes con Celestes y Blancos solo alcanza hasta ahora para ratificar la presidencia de Aristegui, pero no avanzaron con la vicepresidencia, la tesorería, la secretaría y los cargos de vocal.

La Roja tiene hoy la tesorería pero Barrales adelantó que no están dispuestos a concederles ese lugar por un nuevo período, dada la negativa de Pozas a acompañar el balance. Este último dirigente dijo que la actual gestión “generó un fuerte quebranto a los vecinos” y multiplicó las deudas “en forma exponencial”.


Comentarios


Seguí Leyendo

CEB: alianza de las dos listas perdedoras para retener la presidencia