Chapas patente para los perros de Neuquén

En los años 40 los dueños debían tramitar la identificación para sus mascotas y abonar una tasa mensual. El municipio buscaba controlar la población canina callejera.

Controlar la población de perros callejeros fue durante muchas décadas un problema enraizado en la ciudad de Neuquén. Las administraciones municipales recurrieron a todo tipo de mecanismos para lograrlo, desde la perrera municipal, pasando por la eutanasia allá lejos en el tiempo, hasta la esterilización masiva y gratuita en la actualidad.
En los años 40, el comisionado municipal, Enrique Benedetti, creo las patentes para las mascotas con dueño. Una pequeña chapa con número que los vecinos debían gestionar en la municipalidad, colocarle a sus mascotas y abonar por ella un tasa mensual.


Así todo perrito encontrado en la vía pública sin patente era capturado por la perrera.
La decisión se tomó luego de que el comisario de la ciudad, Enrique Delmonte, le pidiera a la intendencia tomar las medidas necesarias debido a que “existe justificada alarma entre el vecindario por la cantidad de perros sueltos que deambulan por esta jurisdicción”.

FOTO: Gentileza Archivo Histórico Municipal

Las crónicas históricas que se guardan en el Archivo Histórico Municipal revelan que si bien en cierto punto se logró controlar la proliferación de canes, emitir la cantidad de chapas patentes que demandaba la ciudadanía neuquina y abastecer a otras ciudades no fue tarea sencilla para el municipio de aquellos años.

En 1948, el vicepresidente de la comisión de fomento Centenario le envió una carta al comisionado neuquino para “solicitarle chapas patentes para perros. En caso de no tener esa municipalidad del año actual sería igual de años vencidos. Solicitamos las mismas en virtud de que esta comisión de fomento ha dictado una resolución con motivo de la gran cantidad de perros sueltos, que se tratara en lo posible de eliminar a los que son sin dueños” decía la misiva fechada el 15 de mayo de ese año.

La respuesta de Enrique Benedetti no tardó en llegar. Cinco días después, le contesta: “con respecto al pedido formulado, lamento tener que informarle que en esta municipalidad se han agotado las chapas patentes correspondientes a este año, y de años anteriores no tenemos existencia”.


Comentarios


Chapas patente para los perros de Neuquén