Cinco meses después del primer intento, larga el juicio a Reggioni

El exintendente de Fernández Oro, su pareja y su hijo están acusados de negociaciones incompatibles y estafa. El caso fue revelado por “Río Negro” y se centra en la compra de un lote social.



Mañana comenzará el juicio contra el exintendente de Fernández Oro, Juan Reggioni, quien está acusado por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública y estafa.

La investigación surgió de un informe de “Río Negro”, que reveló la supuesta compra irregular de un terreno social por parte del dirigente justicialista mientras estaba a cargo del Poder Ejecutivo en la localidad.


El debate se extenderá durante tres días y en la causa penal también están implicados su pareja, Eva Maldonado, y su hijo, Diego Quintero, quienes según la denuncia formaban parte del entramado para quedarse con los derechos sobre la propiedad.

El inicio del debate se suspendió en varias oportunidades. La última fue previo a las elecciones municipales de Fernández Oro, en las cuales el peronista volvió a candidatearse pero perdió con el actual intendente Mariano Lavín.

Apenas 200 votos fue la diferencia en la elección más pareja que se dio el 23 de junio en el Alto Valle Oeste.


Según la teoría de la fiscalía, el exmandatario compró de forma irregular una vivienda del loteo social III de la Fernández Oro. El incendio de la vivienda en cuestión fue la que desencadenó la investigación.

Luego del siniestro surgió que el inquilino de una vivienda social, ubicada en la calle Tierra del Fuego, le pagaba el alquiler a la esposa de Reggioni. Así lo detalló Carlos Vásquez, quien reclamaba que le paguen las pérdidas que sufrió durante el incidente.

Luego de que tomara estado público el hecho, Lavín denunció penalmente a Reggioni. Por eso el abogado del exjefe comunal aseguró meses atrás que se trata de “una causa muy politizada”, sosteniendo incluso que “a la fiscalía la están utilizando”.


Las penas para este tipo de delito son excarcelables, pero en caso de probarse los delitos y de resultar condenado, el exintendente no podrá volver a ejercer un cargo público. Además enfrenta el riesgo de una sanción económica.

Según contaron oportunamente los involucrados en la negociación del terreno social, Miriam Canale fue la adjudicataria del terreno que contó que la indujeron a firmar un poder notarial que luego habría favorecido a la familia Reggioni.

Según contó a “Río Negro”, años más tarde se enteró que el terreno estaba a nombre de Diego Quintero, hijo del por entonces intendente.


La mujer aseguró que desconocía que habían construido una vivienda en el lote que fue adjudicado en 2010. Reggioni estuvo a cago del Ejecutivo orense entre 2007 y 2015.

En ese momento, Carlos Vásquez detalló que le alquilaba una vivienda en el barrio Social III y que el contrato lo firmó con Eva Maldonado, esposa del exjefe comunal.

El acuerdo se firmó en mayo de 2017 y menos de un año más tarde ocurrió el siniestro. En la audiencia de mañana se dará inicio con los alegatos de apertura y se prevé una ronda con los primeros testimonios, entre ellos el del intendente Lavín.


Comentarios


Cinco meses después del primer intento, larga el juicio a Reggioni