Claves para prevenir las enfermedades cardiovasculares en mujeres




Las enfermedades cardiovasculares constituyen el 33% de las causas de muerte en la mujer en la Argentina, superando incluso al cáncer, con el 18%. Por otra parte, la frecuencia relativa de mortalidad cardiovascular en la mujer es superior al hombre desde 1980 hasta la actualidad.

Los principales factores de riesgo son el sedentarismo (47%), el sobrepeso u obesidad (41%), la hipertensión arterial (36,8%), el colesterol (27,8%), el tabaquismo (28,5%) y la diabetes (11,5%).

Si bien la enfermedad cardiovascular en la mujer comienza a manifestarse luego de los 55 años, es conveniente que a partir de los 40 las mismas conozcan su riesgo para reducir las chances de padecer, aun en la edad adulta, alguna de las enfermedades mencionadas.

 

Actividad física, la mejor forma de prevenir

 

En las mujeres argentinas, la prevalencia de hipertensión e inactividad física es superior a los hombres. El sedentarismo es el principal factor de riesgo y se asocia con otros factores como la obesidad, la hipertensión arterial, el aumento del colesterol y la diabetes. Para asegurarse un corazón sano es fundamental al menos 30 minutos de algún tipo de actividad por día como caminar, nadar o en bicicleta. La caminata es un ejercicio que mujeres de todas las edades pueden realizar durante su vida cotidiana. La natación fortalece los músculos y es ideal como deporte; mientras que el ciclismo además aumenta la resistencia y permite adelgazar.

El sobrepeso es otro factor de riesgo importante ya que existen muchos estudios que demuestran una estrecha relación entre la obesidad y un corazón enfermo. Los médicos aconsejan un índice de masa corporal ideal menor a 25 y un perímetro de cintura menor a 88 centímetros. Por otro lado, se debe controlar la presión arterial y asegurarse que el valor óptimo sea de 120/80 mm hg; por lo que si se registran en dos oportunidades valores mayores a 139/89 mm hg se debe consultar al médico.

Otro importante aspecto a tomar en cuenta es la presencia de dislipemia (alteración en los niveles normales de lípidos plasmáticos fundamentalmente colesterol y triglicéridos).


Comentarios


Claves para prevenir las enfermedades cardiovasculares en mujeres